Despliega el menú
Economía
Suscríbete

OPEL

GM España cerró 2008 con unas pérdidas de 215 millones de euros, 84 más que en 2007

La compañía acumula 85 millones más de pérdidas en 2009, según los datos comunicados ayer a los sindicatos

Imagen del 11 de septiembre de la salida de los trabajadores de la fábrica de Figueruelas.
GM España cerró 2008 con unas pérdidas de 215 millones de euros, 84 más que en 2007
JUAN CARLOS ARCOS

Las cuentas de General Motors España en 2008 arrojan unas pérdidas de 215 millones de euros, según las cifras dadas a conocer ayer por la dirección de la compañía a los sindicatos. "Los datos no son buenos. Se explican por la bajada de las ventas del 10% que se ha producido y también la bajada de la recaudación en más del 19%. Los menores ingresos se han traducido en unos resultados económicos negativos", según explicaron los representantes de los trabajadores. Con respecto al año anterior, el saldo negativo ha aumentado en 84 millones de euros ya que en 2007, y eso que fue el año en que se rompió el récord de producción de la fábrica de Figueruelas, las pérdidas fueron de 131 millones de euros. Además, en lo que va de año, el acumulado de pérdidas se sitúa ya en 85 millones de euros.

 

Sin embargo, "con los dineros prestados por el Gobierno alemán, podemos aguantar hasta enero", manifestaron desde algunos sindicatos. Otros representantes del comité de empresa dieron algún dato positivo, como el pedido de 3.500 'combos' para la Royal Mail de Inglaterra recibido recientemente y que permitirá quitar algunos de los días de tercer ERE previstos ya que será en noviembre cuando dichos vehículos empiecen a fabricarse en la planta zaragozana.

 

No obstante, pese al préstamo puente habilitado por los bancos alemanes y algún pequeño signo de recuperación en el mercado, en el comité tenían claro que "el balance de 2008 es peor que el de 2007, ya que la producción ha bajado un 10% y los ingresos casi el doble". Asimismo, explicaron que en el balance económico de GM España se incluyen también los gastos de la planta de Polonia y también influye el hecho de que desde Figueruelas se comercializan algunos modelos como el Agila, que apenas dejan beneficios y eso afecta negativamente en la cuenta general de resultados.

 

"Andamos mal económicamente, pero al parecer nos queda un colchón hasta enero", señalaron otros representantes sindicales en referencia a los datos que la dirección de Figueruelas les proporcionó ayer por la mañana y que tendrán que analizar en los próximos días. En cuanto al futuro para Figueruelas, "los directivos de aquí nos han asegurado que el acuerdo entre GM y Magna es la posibilidad más tangible que tenemos de seguir adelante y que nadie en estos momentos se hace otras quinielas, recordando también que desde aquí poco se puede intervenir en la toma de este tipo de decisiones", apuntaron fuentes sindicales.

 

En cuanto a la batalla de duras negociaciones que Figueruelas tiene por delante para poder mantener su capacidad productiva en el futuro, los sindicatos señalaron que "será larga y la manifestación de este sábado es solo el primer paso de muchas movilizaciones que será necesario hacer". A su juicio, "no es admisible que Magna pretenda llevarse la planta de Prensas de aquí a Kaiserslautern, así como dejarnos una sola línea de producción. Es como desvestir a un santo para vestir a otro. No tiene sentido que quieran hacer en otro sitio la inversión que en Figueruelas ya está amortizada".

 

Todo el comité de empresa de Figueruelas coincide en que el plan actual de Magna para Figueruelas es como "el anuncio de una muerte lenta" y por eso, se oponen a él frontalmente. Por otra parte, no entienden que una empresa que quiera ganar dinero se esté planteando invertir en Alemania para producir lo que ya tiene amortizado en su planta de Zaragoza: "Su planteamiento viola cualquier ley económica". Por eso piensan, que peleando en todos los frentes el futuro para Figueruelas aún se puede cambiar.

Etiquetas