Despliega el menú
Economía
Suscríbete

TRAS MESES DE NEGOCIACIÓN

Saab sigue adelante tras ser vendida a un fabricante holandés

General Motors (GM) expresó su satisfacción por la venta de Saab al fabricante holandés Spyker y dijo que el acuerdo suspende el cierre de la marca sueca que había anunciado a principios de año.

John Smith, vicepresidente de GM para Planificación Corporativa y Alianzas, dijo que "esta transacción representa el exitoso resultado de meses de duro trabajo e intensas negociaciones con el objetivo de asegurar un futuro sostenible de esta marca".

Smith añadió en un comunicado que "este es un gran día para los empleados de Saab, concesionarios y proveedores, y un gran día para los millones de clientes y aficionados de Saab en todo el mundo".

Spyker informó que la transferencia de propiedad de Saab se produjo a las 17.30 y que, en el futuro, Saab y Spyker operarán como "compañías hermanas bajo el paraguas de Spyker Cars NV".

El consejero delegado de Spyker, Victor Muller, afirmó que "estamos encantados, el futuro de Saab está ahora asegurado".

Muller añadió en un comunicado que "reforzaremos la experiencia emocional entre los conductores de Saab y sus automóviles y nos concentraremos en las fortalezas históricas de Saab".

El consejero delegado de Saab, Jan Ake Jonsson, dijo que tras la culminación de la venta, la empresa empezará a producir el nuevo modelo 9-5 a finales de este año y cuyos componentes serán proporcionados por GM.

El pasado 26 de enero, GM anunció la venta provisional de Saab a Spyker a cambio de 74 millones de dólares en metálico y 326 millones en acciones en la nueva compañía, Saab Spyker Automobiles.

GM ha reconocido que el acuerdo de venta incluye una tercera contraprestación pero ni la empresa estadounidense ni Spyker han revelado su contenido.

La operación ha sido posible gracias a que el Gobierno sueco ha avalado un préstamo de 564 millones de dólares concedido por el Banco Europeo de Inversiones a la nueva compañía.

Tras su reestructuración en el 2009, GM decidió eliminar cuatro de sus ocho marcas: Saturn, Pontiac, Saab y Hummer. La venta de Saturn al grupo Penske fracasó en el último momento y GM decidió el año pasado su desaparición junto con Pontiac.

GM sigue en conversaciones con una empresa china para la venta de Hummer, fabricante de vehículos todoterreno.

General Motors ha decidido concentrar su futuro en las cuatro marcas restantes, Buick, Chevrolet, GMC y Cadillac.

Etiquetas