Despliega el menú
Economía
Suscríbete

DESMIENTE LOS RUMORES

General Motors asegura que su filial alemana Opel «no está en venta»

El pasado 13 julio, el consejero delegado de Volkswagen, Martin Winterkorn, cuestionó el futuro de la filial europea de General Motors. Las declaraciones de Winterkorn provocaron una fulminante respuesta por parte de GM.

Sede central de General Motors Company, en Detroit.
Sede central de General Motors Company, en Detroit.
BILL PUGLIANO/AFP

El consejero delegado de General Motors (GM), Dan Akerson, ha rechazado de forma contundente que el fabricante estadounidense esté interesado en la venta de su filial alemana Opel. Durante una rueda de prensa celebrada en Detroit para marcar el inicio de las negociaciones del nuevo convenio colectivo con el sindicato United Auto Workers (UAW), Akerson ha sido tajante: «no comentamos especulaciones, pero diré que Opel no está en venta».

Las declaraciones de Akerson se producen poco después de que la situación de Opel crease una inusual tensión entre General Motors y Volkswagen.

El pasado 13 julio, en declaraciones al periódico alemán «Frankfurter Allgemeine Zeitung», el consejero delegado de Volkswagen, Martin Winterkorn, cuestionó el futuro de la filial europea de General Motors. Las declaraciones de Winterkorn provocaron una fulminante respuesta por parte de GM.

General Motors ha comentado, a través de un comunicado, que desde hace mucho tiempo tiene la política de no comentar rumores y especulaciones. «Desgraciadamente, algunos de nuestros competidores no hacen lo mismo», ha añadido el fabricante estadounidense.

La empresa ha añadido entonces que las palabras de Winterkorn siguen «un desgraciado patrón de alimentar las especulaciones precisamente cuando Opel está realizando un sólido progreso en su reestructuración, en generar mejores resultados operativos y en mucho más».

En 2009 General Motors consideró la venta de Opel a un conglomerado capitaneado por un banco de inversiones ruso y el fabricante de componentes canadiense Magna cuando la empresa buscaba dinero para relanzar la compañía.

Cuando parecía que el acuerdo estaba cercano, el entonces presidente de GM, Ed Whitacre, se opuso al acuerdo y el 4 de noviembre de 2009 canceló la operación, frente a la opinión del entonces consejero delegado, Fritz Henderson.

Etiquetas