Despliega el menú
Economía

AERONAÚTICA

Firmas aragonesas participan en el proyecto aeronáutico de I+D más ambicioso en España

La zaragozana Fundación aiTIIP y empresas del sector intervienen en la iniciativa HADA, una mezcla de helicóptero y avión. El INTA, del Ministerio de Defensa, primer impulsor de la aeronave, que no es tripulada.

Empresas intregradas en la zaragozana Fundación aiTIIP, especializada en la inyección de plásticos, y otras que están apostando por entrar de lleno en el sector de la aeronáutica están participando en la actualidad en el proyecto HADA (Helicóptero Adaptativo Avión), hoy el más ambicioso de Investigación y Desarrollo (I+D) en España en su campo de actuación.

Ideado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), organismo integrado en el Ministerio de Defensa, y con el liderazgo industrial de Aries Complex, empresa aeronáutica con sede en Madrid, HADA es un proyecto de aeronave no tripulada capaz de despegar y aterrizar en vertical -como un helicóptero- para, una vez en el aire, transformar su geometría y, desplegando unas alas, emprender el vuelo en horizontal.

La iniciativa fue aprobada en 2007, lleva un año trabajando y conlleva una inversión de 12 millones de euros para cuatro años. 16 entidades muy diversas de distintos puntos de España, entre empresas de variadas especialidades, universidades y centros tecnológicos, participan en un consorcio que tiene muy avanzado su primer prototipo (denominado 'Colibrí'y que aspira a conseguir que el 'invento' pueda ser fabricado industrialmente y comercializado en unos años.

Especialistas en plástico

Uno de los 16 socios que impulsan el proyecto es la zaragozana Fundación aiTIIP (Asociación de Investigación Taller de Inyección de la Industria de los Plásticos), cuyo patronato lo preside hoy la empresa CEFA y en el que también están firmas como BSH Electrodomésticos España, Peguform Ibérica y Faurecia, entre otras. Como socio a riesgo de la iniciativa, aiTIIP ha diseñado y fabricado piezas para el prototipo 'Colibrí' (ver gráfico) y "ha hecho un trabajo muy bueno", según apuntan a este diario fuentes del consorcio.

En la estela de aiTIIP y con intereses y conocimientos en el campo de la aeronáutica se engloban asimismo otras empresas aragonesas como Iber-Ingenium o CYO Proyectos, y en definitiva todas las firmas que integran la Asociación Aeronáutica Aragonesa (AERA), constituida hace casi un año e impulsada por el consejero de Industria de la DGA, Arturo Aliaga. En ella participan el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) y nombres propios como ACE, Sallén Aviación y Electroacústica General Ibérica (EGI), por citar a algunas.

En el primer año de desarrollo del proyecto, se ha diseñado y está prácticamente concluido el primer prototipo, 'Colibrí', que pesa unos 15 kilogramos y cuya carga útil es de 6,5 kilogramos. En este lapso de tiempo también se realizó un estudio de viabilidad del segundo prototipo, que se llamará 'Libélula' y será más cercano al real, ya que pesará 450 kilogramos y tendrá unos 100 kilogramos de carga útil. Este estudio comprende la elección de la planta motor, estudio y diseño preeliminar de la estructura de la aeronave, mecanismos de transmisión de potencia, mecanismos de apertura de las alas, diseño de las alas, materiales a utilizar, procesos de fabricación, etc.Este segundo prototipo, indican fuentes del consorcio, será capaz de estar hasta unas cinco horas en vuelo.

En un Congreso sobre aviones no tripulados, celebrado en noviembre pasado en Madrid, el INTA destacó en el proyecto HADA "la revolucionaria posibilidad de adaptar la fisonomía de la aeronave en pleno vuelo", que permitirá realizar el correspondiente trayecto "en crucero de alta eficiencia, con operaciones de despegue y aterrizaje vertical, así como vuelo a punto fijo en cualquier momento de la misión".

Las peculiaridades del aparato al conjugar las ventajas del helicóptero -aterrizar o despegar en cualquier superficie- con la del avión y el hecho de que sea no tripulado (es decir, sin piloto ni pasajeros, aunque no se descarta que al final se desarrolle uno que sí sea tripulado) lo hacen muy atractivo para misiones de reconocimiento, incendios, naufragios y ayuda humanitaria.

Clientes potenciales

"El aparato está destinado a un mercado con un muy importante volumen de negocio", señala Pascual Gracia, asesor aeronáutico de aiTIIP y director técnico de la empresa Iber-Ingenium. Los clientes potenciales de la aeronave que desarrolla el proyecto HADA son empresas de comunicación que necesitan información aérea de catástrofes naturales, eventos deportivos u otros lugares de difícil acceso, las petroleras (para mantenimiento y vigilancia de oleductos) o las pesqueras, para controlar mejor bancos de peces. El Ministerio de Medio Ambiente, El Ejército, la Guardia Civil, la Policía Nacional y las ONG estarían asimismo entre los clientes potenciales.

Etiquetas