Economía
Suscríbete por 1€

AGRICULTURA

Finalizan las retiradas de excedentes frutícolas en el Bajo Cinca al lograr precios "aceptables"

Durante el mes de agosto se han destinado a la producción de compostaje más de un millón de kilogramos de fruta de esta zona con el fin de eliminar producto del mercado y conseguir así un repunte en los precios.

Las retiradas de excedentes frutícolas realizadas durante el mes de agosto en el Bajo Cinca no continuarán en septiembre, según ha informado el director de Mercofraga, Juan José Orriés, y según se ha acordado con los responsables de las nueve organizaciones de productores de frutas y hortalizas que funcionan en la comarca.

Durante el mes de agosto se han destinado a la producción de compostaje más de un millón de kilogramos de fruta de esta zona con el fin de eliminar producto del mercado y conseguir así un repunte en los precios de la fruta dulce.

Las retiradas de melocotones y nectarinas principalmente se llevaron a cabo durante cuatro jornadas y se destinaron a la elaboración de compost en la planta de Zaidín, según han recordado fuentes del Ayuntamiento de Fraga.

Una vez analizada la situación, se ha decidido no proseguir con las retiradas dado que se han alcanzado unos precios de comercialización "aceptables" y el mercado "debe poder absorber la producción".

La campaña encara su recta final en este mes de septiembre, ya que queda por recoger en torno a un 10 por ciento de la producción total, y los precios para calibres medios oscilan ahora entre los 30 y 40 céntimos gracias al repunte producido desde que se iniciaron las retiradas.

Cuando éstas comenzaron, las frutas de mayor presencia y calidad -calibre 70 y sobre los 180 gramos de peso- se vendían a entre 20 y 25 céntimos, un importe que no llegaba ni siquiera a cubrir los costes de producción, que en la zona del Bajo Cinca se sitúan, apunta Orríes, "entre 28 y 30 céntimos".

Además de las retiradas de fruta, el repunte se debe a factores como las elevadas temperaturas de agosto, que favorecen el consumo de fruta dulce.

Orríes considera que de cara al futuro "hay que reflexionar" para poder afrontar eventualidades similares y opina que "desde MercoFraga debemos liderar esa reflexión".

Por su parte, el Ayuntamiento de Fraga ha propuesto para próximas campañas que los excedentes de fruta no se destinen al compostaje sino a la producción de zumos destinados a bancos de alimentos.

Etiquetas