Despliega el menú
Economía

ACUERDO

Figueruelas trabajará tres sábados en julio al aceptar GM su propuesta de festivos

USO, CC.OO. y Acumagme preferirían que la compañía retirase el ERE suspensivo para 600 antes de hacer efectivas estas jornadas de recuperación.

La dirección de General Motors en Figueruelas comunicó ayer al comité de empresa que acepta su propuesta de fijar cinco festivos en diciembre -7, 27, 28, 29 y 30- y también la relativa a que los mayores de 58 años que están en el paro afectados por un ERE de suspensión temporal hasta que generen un contrato de relevo puedan presentarse voluntarios a trabajar los tres sábados de julio -3, 10 y 17- como forma de ir devolviendo a la empresa los días pendientes. La contestación favorable por parte de la empresa seguramente se traduzca en que dichos sábados se utilicen como jornadas de recuperación, en la línea del Meriva y el Combo, para atender pedidos que han ido más despacio por el lanzamiento del nuevo modelo, pero eso tendrán que decirlo los sindicatos en una respuesta conjunta que saldrá de una reunión la semana próxima.

A pesar de que la mayoría del comité apoyó el jueves la propuesta de aceptar tres sábados de trabajo en julio si en contrapartida la empresa fijaba cinco de los siete días de vacaciones flotantes, ayer tres de los integrantes de esa mayoría -CC. OO., USO y Acumagme- no veían con buenos ojos tener que trabajar los sábados cuando hay un ERE suspensivo aprobado para 600 trabajadores y también un expediente extintivo en vigor, de momento solo aplicado a los voluntarios, pero que después del verano afectará a casi 200 forzosos. "Los sábados la compañía no tiene que negociarlos porque los tiene en el acuerdo que todos firmamos", explicó la secretaria del comité, Ana Sánchez, de CC. OO., pero eso no quita para que "si se mantiene la previsión de producción de unos 358.400 vehículos en Figueruelas este año la empresa se replantee si tiene plantilla suficiente y descarte el ERE de suspensión de 600 y sobre todo el ERE extintivo".

"Mientras GM no retire el ERE aprobado para 600 trabajadores, Acumagme difícilmente apoyará que se trabaje esos sábados porque va en contra del espíritu del acuerdo que firmamos", manifestó Ignacio Sainz, desde Acumagme; mientras que Angel Arbonés, de USO, compartió también esta opinión de que el ERE de 600 aprobado, aunque sin aplicar, es un escollo: "Que retiren ese expediente y después ya hablaremos, porque lo que no puede ser es que lo quieran todo". Y añadió que la semana que viene, posiblemente "tengamos que reunirnos todos los sindicatos para seguir hablando de todo esto".

El ERE de 600 trabajadores

Bastante sorprendido por la reacción de estos sindicatos, Pedro Bona, secretario general de UGT en Figueurelas, insistió en la necesidad de leerse bien el acuerdo, ya que lo que dice es que no se puede trabajar sábados de recuperación ni adicionales siempre que se esté aplicando un ERE suspensivo no relacionado con la reestructuración, pero este no es el caso. "Sería impensable trabajar los sábados si el ERE suspensivo para 600 se estuviera aplicando pero no es así. ¡Ojalá no haya que utilizarlo, pero nadie sabe que ocurrirá de aquí a septiembre".

Por otra parte, Santiago Arcos, de CGT, sindicato que no firmó el acuerdo con la empresa, calificó de "aberrante que haya 200 compañeros pendientes de que les extingan el contrato pasado el verano y mientras tanto haya que ir a trabajar tres sábados en julio". Lo que, a su juicio, debería hacer la empresa, es "primero retirar los expedientes y después ir recuperando a la gente en función de las necesidades". De cualquier forma, señaló, "con lo que ha pactado la mayoría del comité, la empresa puede poner turnos adicionales". Sobre las reticencias de USO o Acumagme, opinó que "el problema es que firman sin leer".

Etiquetas