Despliega el menú
Economía
Suscríbete

COMERCIOS

Ferrero cierra siete de sus 12 perfumerías en Zaragoza y podría clausurar el resto

El grupo Disperfum, al que pertenece la firma desde 2005, ha anunciado un expediente de extinción a nivel estatal que en la capital aragonesa afectaría a 30 trabajadoras.

La perfumería 'Ferrero' del Paseo Sagasta cerró ayer
Ferrero cierra siete de sus 12 perfumerías en Zaragoza y podría clausurar el resto
OLIVER DUCH

Falta de información y mucha preocupación por su futuro es lo que transmitían ayer algunas de las trabajadoras de las tiendas de Perfumerías Ferrero, una firma zaragozana adquirida en 2005 por el grupo madrileño Disperfum, a las que recientemente la dirección comunicó su intención de presentar a nivel estatal un ERE de extinción para toda la plantilla. Precisamente hoy la empresa ha convocado a tres representantes del personal de las tiendas de Zaragoza, tres de Barcelona y también de Madrid para presentarles por escrito toda la documentación de dicho expediente. “Nos enteramos hace un par de semanas cuando nos remitieron una circular interna por correo electrónico para decirnos que iban a rescindir todos los contratos a nivel nacional”, indicó una de las trabajadoras.

De hecho, antes de que comience a negociarse el expediente ya han cerrado siete de las 12 tiendas que esta firma de perfumería tenía en la capital aragonesa. Según explicaron algunas empleadas, ayer ya cerró sus puertas la tienda del paseo de Sagasta. Este lunes también echó la persiana la del paseo de Teruel y la semana pasada, la central situada en César Augusto. “De las doce que había solo quedan abiertas las de León XIII, Zurita, Santa Engracia, Cádiz y la que está en el centro comercial Grancasa. Lo que están haciendo las que cierran es trasladar el personal a las que seguimos todavía abiertas”, comentaron.

“Algo se veía venir porque había casas que ya no nos servían producto desde hace meses y mercancía que no se reponía, pero no se esperaba algo tan drástico como la extinción de todos los puestos de trabajo”, dijo una de las afectadas, que recordó que varias empleadas tienen hasta 27 años de antigüedad aunque también hay contratos nuevos de trabajadoras que llevan solo dos años. “Es nuestro puesto de trabajo lo que está en juego. Hay matrimonios jóvenes con hipotecas y profesionales ya veteranas que se ven en la calle. Estamos a la espera de lo que nos digan, pero menuda Navidad nos han preparado”, indicaron otras de las trabajadoras de Perfumerías Ferrero, del grupo Disperfum. Lo peor, según ellas, es que no se les ha dado “ningún tipo de explicación”.

Desde UGT Aragón señalaron que la noticia les había cogido por sorpresa. “Las de Ferrero son tiendas pequeñas que carecen de representación sindical y nos hemos enterado de la intención de la empresa de presentar este ERE de extinción porque han venido algunas afiliadas a contárnoslo”. De cualquier forma, aseguraron que “no deja de ser extraño que una empresa en expansión que en estos últimos años no ha dejado de adquirir otras firmas, como Dalper en la Comunidad de Madrid, Ferrero en Zaragoza o la catalana Perfumerías Ana, presente ahora una extinción total de los contratos para la plantilla de toda España”.

Las mismas fuentes sindicales explicaron que en mayo Disperfum ya intentó llevar a cabo un expediente de extinción de 17 contratos en la Comunidad de Madrid, que finalmente se logró frenar. En este caso, la situación se presenta más complicada ya que verbalmente la empresa también ha trasladado a los trabajadores que junto con el ERE podría solicitar voluntariamente el concurso de acreedores o antigua suspensión de pagos. La reunión de hoy es básica, según UGT, para aclarar las intenciones de la empresa.

Más de cien empleos, en el aire

OSTA, por su parte, denunció la “falta de transparencia” por parte de Disperfum que “ha comenzado a cerrar centros de trabajo, reubicando a las trabajadoras sin haber notificado oficialmente la presentación de un concurso de acreedores o un ERE de extinción”. De hecho, lo único que saben es de las intenciones de la empresa, que han llevado a algunas trabajadoras ante Inspección de Trabajo para “denunciar que la dirección desde hacía algunos meses les iba anticipando que iban a cerrar y llegaría un día en que dejarían de pagar porque un administrador concursal se haría cargo”, precisaron fuentes de OSTA, que creen que el ERE, cuyos detalles se conocerán hoy, afectará a más de un centenar de empleos en toda España.

Etiquetas