Despliega el menú
Economía

CORREOS

"Estamos aquí porque tememos por nuestros puestos de trabajo"

Fomento convoca hoy una reunión urgente tras la huelga en Correos. En Zaragoza pararon el 36% según la empresa y el 85% para los sindicatos.

Manifestación de empleados de Correos, ayer en el centro de Zaragoza.
"Estamos aquí porque tememos por nuestros puestos de trabajo"
PEDRO ETURA/A PHOTO AGENCY

Cientos de empleados de Correos secundaron ayer la jornada de huelga general en Zaragoza, convocada en todo el país, como protesta por la liberalización del servicio que se producirá el 1 de enero. Hubo guerra de cifras en el seguimiento, ya que frente al 85% estimado por los sindicatos en Zaragoza, la empresa aseguró que solo el 36% de la plantilla había dejado de trabajar.

"Estamos aquí porque tememos por nuestros puestos de trabajo", explicaba Ana, una cartera con más de 20 años de experiencia en la manifestación por el centro de Zaragoza. En Aragón trabajan 2.000 personas. "Lo peor es la incertidumbre porque no sabemos hacia dónde va la empresa", añadía Ulfrido Mediel, también cartero veterano. Sobre la apertura a otros operadores, lo ven claro. "Si empiezan a entrar empresas de otros países nos van a perjudicar. Habrá que repartir el trabajo que hay", alertaba otra cartera, Carmen Redondo. Los sindicatos calculan que estarían en peligro 18.000 empleos de los 65.000 en España.

"¡Zapatero, trabaja de cartero!" fue el lema más repetido. "Para nosotros es un gran éxito", valoró Susana Lamarca, portavoz de CC. OO., uno de los convocantes, junto a CSI-CSIF, Sindicato Libre y CGT. Horas después, el Ministerio de Fomento reaccionó y les citó hoy a una reunión de urgencia para analizar el borrador de Ley Postal. Los sindicatos creen que este va a suponer el fin del servicio postal universal. "El correo español es un caramelo porque es el más antiguo de Europa, con 500 años y ha realizado muchas inversiones", aseguró José Luis Munguillán, del Sindicato Libre. Cualquier operador extranjero podrá acceder a esta red "pagando un canon de 1.500 euros al año, una ridiculez", dijo. Pero ninguno querrá servicios poco rentables, como pueblos pequeños.

Correos es una empresa privada pero con capital 100% estatal. Por ello, también le afecta el recorte del sueldo a los funcionarios, casi la mitad de su plantilla. Muchos ciudadanos que contemplaban la protesta ayer creían que esta era la razón ya que no conocían el proceso de liberalización.

Etiquetas