Despliega el menú
Economía

NEGOCIOS

El WTC de Zaragoza, inaugurado con más del 50% de su superficie alquilada

El alcalde Belloch califica el acto como el primero de los grandes acontecimientos de 2008.

Llevaba ya un tiempo funcionando, pero ayer celebró su gran acto inaugural. Y lo hizo por todo lo alto. Con espectáculo de luz, agua y música. El World Trade Center (WTC) Zaragoza inició ayer de forma oficial su andadura con más del 50% de ocupación en sus oficinas de alquiler y el espaldarazo de representantes políticos de Aragón y La Rioja, empresarios y otras fuerzas vivas de la ciudad. El complejo cuenta con 60.000 metros cuadrados distribuidos entre oficinas, comercios, salas de congresos y un hotel y en él están trabajando ya desde hace meses firmas de primer orden como Adidas o Accenture.

Los primeros ejecutivos de los promotores del centro empresarial, Grandes Áreas Comerciales de Aragón S. A. y Bemo Servicios (esta firma, de Logroño), fueron los anfitriones de un acto que el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, calificó como "la primera gran inauguración de 2008, un año mágico, el de la Expo". Valeriano Mayayo, artífice en su día del centro comercial Grancasa -vendido después- y hoy flamante presidente de WTC Zaragoza, dio la bienvenida a sus invitados en la alfombra roja situada junto a las torres Este y Oeste, de 77 metros y 17 plantas cada una, y expresó su orgullo después -en su discurso- de formar parte de la red de Word Trade Centers del mundo, que son ya más de 300 y que cuenta con más de 750.000 empresas afiliadas. Un mensaje del presidente de la Asociación internacional WTC, Guy Tozzoli, en el que se daba la bienvenida al complejo zaragozano y se le deseaba buena suerte en un ronco discurso en inglés, fue difundido en pantalla gigante y dio el toque internacional al acontecimiento.

Destacada presencia riojana

Entre los invitados más distinguidos de Mayayo y Bemo Servicios, además del alcalde Belloch estaban el presidente de La Rioja, Pedro Sanz, otros miembros de su equipo de gobierno, y el consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga. El presidente del Ejecutivo aragonés, Marcelino Iglesias, no estuvo en el acto por "motivos ineludibles de última hora", según se informó.

Mayayo recordó el día que él presentó, debajo de una carpa localizada en el mismo lugar de ayer, el proyecto que ahora es una realidad. Era marzo de 2003 y la proyección de imágenes virtuales dio cuenta de lo que hoy es una realidad. Entonces compartía el cargo de consejero delegado de Grandes Áreas Comerciales (Grancasa) con su compañero de fatigas Isabelo Forcén -presente en la inauguración del nuevo WTC-, y hoy preside la filial de una marca conocida por su dinamismo y, tristemente también, por el atentado terrorista del 11 de septiembre de Nueva York. Anoche, todo era alegría. Un proyecto moderno y de futuro está ya en marcha. Y dará, aseguró Belloch, más proyección a Zaragoza.

Etiquetas