Despliega el menú
Economía

PRESUPUESTOS

El Tribunal de Cuentas aprecia numerosas deficiencias en la cuenta general del Estado

Reprocha al Gobierno que no haya resuelto aún los retrasos e incumplimientos 'heredados' del PP.

"Por ti no pasan los años". Esta frase, tan repetida como halago entre miles de personas, resume, aunque en sentido negativo, la valoración que hace el Tribunal de Cuentas tanto de la forma como del fondo en que el Gobierno le rinde cuentas cada ejercicio por la cuenta general del Estado. Y es que, entre otras cosas, le reprocha que todavía no haya resuelto los retrasos e incumplimientos 'heredados' de la etapa anterior del PP e incluso haya añadido alguno nuevo, lo que hace que la declaración que se le presenta esté "incompleta", sobre todo en los inventarios de inmuebles, las cuentas de las empresas públicas y los vínculos económicos entre la Seguridad Social y el Estado.

En las 349 hojas por las que se extiende su informe (anexos aparte), el órgano fiscalizador que preside Manuel Núñez aprecia numerosas deficiencias aún no resueltas y con pocas perspectivas de hacerlo a corto y medio plazo. No obstante, sí se observa una cierta mejoría en el cumplimiento de las obligaciones particulares de las empresas y fundaciones públicas. Así, en 2005 (último ejercicio revisado de forma oficial), sólo cuatro y una, respectivamente, no entregaron sus balances, cinco veces menos que el ejercicio anterior, si bien en algunos casos la documentación remitida estaba "incompleta".

En total, no obstante, una quinta parte de los grupos que debían presentar sus cuentas (en concreto, el 19%) no dio información alguna, mientras que en 2004 fueron cerca la mitad (el 46%). A su vez, aunque en el ejercicio analizado se contabilizaron parte de los compromisos de gasto con cargo a presupuestos anteriores que estaban aún sin registrar, no se hizo lo mismo con todos los adquiridos en el propio 2005, de manera que al cierre del mismo quedaban pendientes de 'poner en orden' 52.992 millones de euros. De la misma forma, en el informe se insta a "revisar y, en su caso, regularizar" algunas partidas contables (tanto en el activo como en el pasivo) cuya antigüedad "permite prever que no van ser realizables ni exigibles".

Defectos "repetidos"

Afirma el Tribunal de Cuentas que, en general, la ejecución presupuestaria presenta "deficiencias que se repiten año tras año", lo que provoca un desplazamiento temporal del gasto o del ingreso que trastoca los balances. Tampoco se han producido avances, destaca en su informe, en la elaboración de inventarios para "una parte importante" de bienes que integran el inmovilizado no financiero de la administración general del Estado donde, además, en el caso de aquellos entregados en adscripción, cesión y gestión "no se incluyen datos que permitan identificar al ente receptor" de los mismos.

A su vez, dentro del sector empresarial estatal, "se continúa observando un importante desfase temporal con respecto al momento de su ejecución", debido a la "gran antelación" con la que se formulan las previsiones en contraste con su "falta de actualización y de análisis sobre las desviaciones registradas, lo que las convierte en muchos casos en referencia meramente orientativa, muy alejada de la realidad de la actividad desarrollada". Además, "sigue sin proporcionar información alguna" en materia de planificación de la actividad económico-financiera de este sector, así como de la ejecución y liquidación de los presupuestos de las entidades que lo integran.

Etiquetas