Despliega el menú
Economía

LABORAL

El sindicalismo de los autónomos, en el banquillo

La demanda presentada por la organización de comerciantes CEMCA contra UPTA y UGT, debatida en un juicio que ayer quedó visto para sentencia

La sede de la Audiencia de Zaragoza fue ayer escenario de un debate sobre el derecho que tiene una organización de autónomos como UPTA Aragón de establecer vínculos (más o menos estrechos, según el punto de vista) con un sindicato como UGT. Las disquisiciones se produjeron en el marco de un juicio ventilado por la Sala de lo Social de Tribunal Superior de Justicia de Aragón al que se llegó tras la presentación de una demanda sobre "tutela del derecho fundamental de libertad sindical por conducta antisindical", presentada por la organización de comerciantes CEMCA contra UPTA y UGT.

La Confederación de Empresarios de Comercio de Aragón (CEMCA), representada en la vista por su propio secretario general (y también secretario general de la zaragozana ECOS), Vicente Gracia, considera que -al vincularse a UGT- UPTA ha quebrantado el "principio de dualidad" que, según el artículo 7 de la Constitución, establece que las organizaciones empresariales y sindicales deben actuar cada una en su ámbito.

En el fondo del proceso instado por CEMCA está la constitución, en enero pasado y auspiciada por UPTA, de la denominada Federación de Asociaciones de Comercio, entidad integrada por autónomos y que -de acuerdo con CEMCA- ha buscado a "descontentos con las organizaciones de pequeños comerciantes para incorporarlos a sus filas". Por ello la demanda reclama la disolución de la citada federación y una indemnización de 24.000 euros por "daños y perjuicios", que es lo que costaría -dijo Gracia- notificar a los empresarios del comercio en Aragón las correspondientes explicaciones relacionadas con este pleito.

UGT y UPTA, representadas respectivamente por Ignacio Gutiérrez y Álvaro Bajén (este último, secretario general de la organización de autónomos en Aragón) reconocieron la existencia de vínculos entre ambas entidades pero hicieron hincapié una y otra vez en que "UPTA no está integrada en UGT". Ambos esgrimieron el Estatuto del trabajador autónomo -aprobado por unanimidad en el Parlamento, recordó Gutiérrez- como texto legal que afirma que los autónomos pueden establecer vínculos tanto con organizaciones sindicales como con las empresariales.

El letrado de UGT fue más allá al calificar la demanda como "manifiestamente temeraria" o "torpe", porque procesalmente no tiene sentido tal como se ha planteado, punto de vista respaldado por el fiscal, quien apuntó que el tribunal no tiene potestad de disolver la Federación de Asociaciones de Comercio -como pide CEMCA- ya que se trata de un acto administrativo.

En el juicio declaró el secretario general de UGT Aragón, Julián Lóriz -imputado como Bajén por supuesta "conducta antisindical"-, quien rechazó tener autoridad alguna sobre UPTA y sus asociados.

Etiquetas