Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SE HA PROGRAMADO OTRA HUELGA PARA EL 3 DE MARZO

El sector papelero va a la huelga mañana tras llevar un año sin convenio estatal

La patronal Aspapel y UGT y CC. OO. se reúnen hoy en Madrid para tratar de solucionar el conflicto.

Concentración de protesta de los trabajadores del sector papelero ayer a las puertas de Saica.
El sector papelero va a la huelga mañana tras llevar un año sin convenio estatal
ARáNZAZU NAVARRO

Desbloquear la negociación del convenio colectivo estatal para el sector del papel, la pasta y el cartón después de llevar todo un año de conversaciones sin resultados es el objetivo de las dos jornadas de huelga convocadas para mañana y el día 3 de marzo por CC. OO. y UGT, así como de la concentración de protesta que tuvo lugar ayer frente a las oficinas de la papelera Saica.

«Llevamos ya todo un año, 2010, sin convenio porque el anterior vencía a finales de 2009, está denunciado y no ha habido avances para dotarnos de otro. Por eso hemos convocado la huelga precisamente el 23 de febrero, que es cuando comenzamos a negociar el año pasado», explicó Alberto Blasco, de UGT Aragón. Los incrementos salariales, la flexibilidad y la polivalencia de los trabajadores son los puntos que dificultan el acuerdo, según este representante sindical. A su juicio, el seguimiento de la huelga será masivo porque los trabajadores están hartos de llevar ya un año con el sueldo congelado y que no haya avances en la negociación del convenio colectivo estatal que regula los mínimos para todas las empresas del sector en España. Blasco insistió en que la mayoría de los trabajadores no están dispuestos a renunciar al alaza salarial correspondiente al IPC.

Por su parte, Carlos Reinoso, director de Aspapel (Asociación española de fabricantes de pasta, papel y cartón), insistió en que «coincidimos con los sindicatos en que hay que mantener el poder adquisitivo de los trabajadores. La diferencia está en que mientras nosotros abogamos por trabajar con el IPC del año anterior, que es un IPC real y da más seguridad, ellos defienden seguir trabajando con un IPC previsto cuando el Gobierno ya no hace previsiones y eso ha dado ya bastantes sorpresas». Por eso, la patronal insiste en cambiar la forma de referenciar los incrementos salariales. Eso, junto con la necesidad de ganar en flexibilidad y avanzar en la polivalencia y mayor cualificación de los trabajadores son los principales puntos en los que están atascadas las conversaciones desde hace 18 meses entre Aspapel y los sindicatos. Ambas partes volverán a reunirse hoy en el SIMA en Madrid para tratar de acercar posturas. En este sentido, Reinoso, desde Aspapel, reiteró su voluntad de seguir negociando un convenio que «nos permita modernizar el marco de relaciones laborales y dotarnos de herramientas como la flexibilidad que evite los ERE o la polivalencia, necesarias para ser más competitivos en un momento de especial dificultad, con una crisis que ha supuesto en tres años la pérdida de entre 2.000 y 2.500 empleos en el sector».

Etiquetas