Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SON 197 SUCURSALES

El Santander compra el banco Bradford & Bingley

Las hipotecas del banco, de unos 52.080 millones de euros, permanecerán en manos estatales, según los medios británicos.

El Santander, dueño del Abbey, comprará los depósitos y las sucursales del Bradford & Bingley (B&B) una vez que sea nacionalizado por el Gobierno británico, según la institución española citada por los medios del Reino Unido.

De esta manera, el Santander, propietario del Abbey y en proceso de completar la adquisición del Alliance & Leicester, comprará unos depósitos valorados en unos 22.000 millones de libras (unos 27.280 millones de euros), correspondientes a 2,5 millones de ahorradores.

El banco español también adquirirá las 197 sucursales que el B&B, el octavo banco del Reino Unido, tiene en el país.

"Los depósitos y la red de sucursales serán tomadas por el Abbey.

Los detalles serán revelados después", indicó un portavoz del Santander, en clara referencia al esperado anuncio que hará el Gobierno antes de la apertura el lunes del mercado de Londres.

Las hipotecas del banco, de unos 41.000 millones de libras (unos 52.080 millones de euros), permanecerán en manos estatales, según los medios británicos.

Este acuerdo fue alcanzado al término de un fin de semana de conversaciones entre el Tesoro británico, la Autoridad de Servicios Financieros (FSA, regulador del sector) y el Banco de Inglaterra, en un intento por rescatar el B&B, afectado por la crisis financiera.

Según los medios británicos, el Tesoro británico recurrirá a la legislación aprobada a principios de este año para nacionalizar el banco Northern Rock a fin de poder pasar al B&B a manos estatales.

Segunda nacionalización

Ésta será la segunda nacionalización que dispone la Administración laborista este año, lo que pone de manifiesto el alcance de la crisis financiera.

 

En la jornada bursátil del viernes, las acciones del B&B descendieron un seis por ciento puesto que todo indicaba que ningún banco rival parecía dispuesto a montar un plan de rescate.

 

Desde el comienzo del año, los títulos de la institución bancaria han caído el 90 por ciento.

 

Hace ocho días, la prensa publicó que la FSA, regulador del sector bancario británico, había contactado con el banco español Santander, con el grupo holandés ING y con el National Australia Bank para sondear su posible interés en la adquisición del B&B.

El pasado mayo, el B&B había indicado que disponía una ampliación de capital por un importe total de 300 millones de libras (unos 376 millones de euros) para hacer frente a las consecuencias de la crisis crediticia.

El pasado 25 de septiembre, el B&B anunció el despido de 370 trabajadores en un plan de ahorro y ajuste de su negocio a una menor demanda hipotecaria, lo que causó el desplome de sus títulos.

 

Además de los despidos, el banco dispuso el cierre en el primer trimestre del 2009 de su centro de proceso de créditos hipotecarios en Borehamwood (sureste de Inglaterra), con lo que esperaba lograr unos ahorros anuales de 15 millones de libras (unos 18,9 millones de euros).

Etiquetas