Despliega el menú
Economía

El Santander cifra en 270 millones el impacto de los cambios en las provisiones

El consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Saénz, cifró en 270 millones de euros el impacto en sus cuentas de los últimos cambios que ha hecho el Banco de España en el sistema de provisiones. "El efecto para el banco ha sido positivo en unos 270 millones de euros en lo que se refiere a créditos hipotecarios, que se han aprovechado para anticipar provisiones específicas", señaló Sáenz durante la presentación ante analistas de los resultados semestrales de la entidad.

Sobre este tipo de provisiones matizó además que se han ido desacelerando durante el segundo trimestre. En cuanto al canje de diversas emisiones de deuda por participaciones preferentes que el banco anunció a principios de mes y de la que ya ha cerrado una primera fase, Sáenz reconoció que la aceptación que esperan del resto de fases es "sustancialmente inferior" al 54% que obtuvieron en Europa.

Preguntado por las previsiones del Grupo sobre el nivel que alcanzará el ratio de mora a finales del presente ejercicio, Sáenz insistió en que los impagos se concentran bastante en España y en México y adelantó que el ratio podría alcanzar el 3,5% en España, y no el 4,5% como predijo hace dos trimestres.

En el Reino Unido, la entidad mantiene su previsión de alcanzar un ratio de mora del 2% al cierre del ejercicio, y tampoco ha cambiado de opinión acerca de los impagos que tendrá que soportar la unidad de créditos al consumo, el Santander Consumer Finance, que oscilarán entre el 5 y el 6% de su cartera.

Sobre la posibilidad de que el ratio de mora haya llegado a su máximo nivel en Brasil, el consejero delegado explicó que es pronto para saberlo, aunque a su juicio no parece probable que suba mucho más, aunque "depende de como evolucione la economía de ese país".

Preguntado por la evolución de las refinanciaciones, el director financiero, José Antonio Alvarez, aseguró que las cifras son "absolutamente marginales" ya que cuentan con alrededor de 100 millones en España.

Asimismo, Sáenz insistió en que el Grupo no tiene intención alguna de modificar su actual nivel de "pay out" -porcentaje de beneficio que se dedica a dividendos-, que está establecido en el 50%, como recomienda el supervisor, recordó.

Etiquetas