Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS AÉREA

Los controladores trabajarán y ganarán menos

El ex ministro de Trabajo, Manuel Pimentel, árbitro del conflicto entre Aena y el gremio, señala que la decisión es un «éxito del diálogo social».

El portavoz del sindicato de controladores, César Cabo.
El sindicato de controladores garantiza que no habrá
M. H. DE LEóN/EFE

Los controladores aéreos tendrán una jornada de actividad aeronáutica de 1.670 horas en 2011 y 2012, con una masa salarial de 200.000 euros de media, mientras que en 2013 trabajarán 1.595 horas, pero su salario se reducirá en la misma proporción.

Así se desprende del laudo arbitral, de obligado cumplimiento, sobre el II convenio colectivo de los controladores -que tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2013-, hecho público este lunes por el exministro de Trabajo Manuel Pimentel, árbitro en el conflicto entre Aena y estos profesionales.

El máximo de horas que pueden realizar los controladores de tránsito aéreo durante 2011 y 2010 establecido en el laudo es el mismo que el Gobierno incluyó el pasado 3 de diciembre en el Real Decreto-Ley de medidas económicas, decisión que desembocó en el abandono masivo de los puestos de trabajo por parte de los controladores, provocando el cierre del espacio aéreo español durante un día.

Pimentel, que calificó el laudo como un «éxito del diálogo social», consideró que era muy importante que ya hubiera un preacuerdo firmado en agosto entre el sindicato de controladores USCA y Aena que representaba «un buen punto de partida» y marcaba, entre otros aspectos, el espacio de los acuerdos salariales. Para el ministro de Fomento, José Blanco, con el laudo de Pimentel, «no hay vencedores ni vencidos» y aseguró que Aena lo cumplirá «de la a la z», lo que espera que hagan también los controladores.

Según el presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, con el nuevo convenio -el último perdió vigencia hace seis años- se abre una nueva etapa «basada en el consenso», mientras que el presidente de USCA, Camilo Cela, dijo estar contento con la actuación de Pimentel en la elaboración del laudo, así como por el reconocimiento que había manifestado al trabajo de este colectivo.

Aunque Pimentel, asesorado en el proceso por la consultora KPMG, reconoció que la jornada de los controladores españoles es una de las más extensas de Europa, también es cierto que cobran por encima de sus homólogos europeos, añadió. Por ello, explicó que no se trata de ir elevando su jornada, sino de mejorar su productividad y reducir su absentismo.

El árbitro estimó que los controladores europeos no superan prácticamente en ningún caso las 1.500 horas de actividad y la jornada de los españoles debe equipararse, a medio plazo, a la media de Europa tanto en extensión como en el binomio productividad-salario. El máximo de 1.670 horas se refiere a las jornadas sometidas a turnos, ya que las ordinarias seguirán siendo de 1.711 horas anuales como en 2010.

Asimismo, la jornada laboral podrá incrementarse hasta 40 horas al año durante 2011 y 25 en 2012, para actividades de formación no computables a efectos de actividad aeronáutica y práctica de los reconocimientos médicos, debido a los requerimientos que exigen la adaptación de España a la legislación aeronáutica europea y a los del cielo único europeo.

Además, la jornada laboral para cada uno de los años de vigencia del convenio, incluido el 2013, podrá incrementarse en el máximo de 80 horas extraordinarias voluntarias establecido en el Estatuto de los Trabajadores.

El límite mensual de actividad aeronáutica será de 170 horas y en caso de periodos de suspensión de la relación laboral por cualquiera de las causas previstas en el presente convenio, la reincorporación a la actividad conllevará la adscripción automática al turno que fije la empresa, condicionado por este límite mensual.

Se espera que durante los dos primeros años de vigencia del convenio la jornada deberá acomodarse al proceso de espacio único europeo y a la nueva normativa sobre jornadas, lo que deberá facilitar la mejora de la eficiencia en la prestación de este servicio. Para 2013, la jornada laboral máxima podrá ampliarse en 20 horas para actividades de formación.

El nuevo convenio, que entrará en vigor cuando su publique en el BOE, introduce la figura de la Reserva Activa (RA) como paso intermedio entre la retirada de las funciones de los controladores y su jubilación, elevando de 52 a 57 años la edad para acceder a dicha situación en la que se cobrará el 75 % del sueldo.

Etiquetas