Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EL GASTO PÚBLICO

Reino Unido tendrá presupuesto anticrisis

Alemania plantea imponer en la UE el "freno de la deuda" a la alemana y Francia negocia aumentar la edad de jubilación.

El ministro del Tesoro David Laws (i) y el de Economía, George Osborne, ayer en Londres.
Reino Unido tendrá presupuesto anticrisis
CHRIS RATCLIFFE/EFE

Europa sigue abrochándose el cinturón para afrontar la crisis. El recién nombrado Gobierno británico ha cumplido con sus promesas y ha empezado a cuadrar las cuentas públicas. El nuevo ministro de Finanzas de Reino Unido, el conservador George Osborne, confirmó ayer que el próximo 22 de junio dará a conocer el "presupuesto de emergencia" del nuevo Gobierno encabezado por David Cameron, en el se incorporarán medidas adicionales de ajuste por importe de 6.000 millones de libras (algo más de 7.000 millones de euros) cuyos detalles se harán públicos la semana que viene.

"El Tesoro considera que hay fuertes razones económicas para una reducción inmediata del gasto de 6.000 millones de libras por lo que no hay dudas de que esta acción es aconsejable. Al detener el despilfarro mejor ahora que más tarde demostramos nuestro compromiso para reducir el déficit", dijo Osborne. Asimismo, el titular de la cartera económica del nuevo Ejecutivo británico anunció la creación de un nuevo organismo independiente de supervisión encargado de examinar cómo el Gobierno afronta la reducción del déficit público, la Oficina para la Responsabilidad Presupuestaria. Estará dirigida por Alan Budd, antiguo miembro del comité de política monetaria del Banco de Inglaterra.

Deuda inferior al 0,35% del PIB

Mientras, en Alemania, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, estudia proponer a sus socios de la UE la imposición de un "freno a la deuda" a la alemana para prevenir crisis futuras. Un equipo de expertos del ministerio alemán de Finanzas estudia actualmente esa iniciativa para proteger a los países de la UE de un sobreendeudamiento y evitar que se debiliten, reveló ayer el rotativo "Süddeutsche Zeitung". El llamado "freno al endeudamiento" alemán, aprobado en 2009 por la comisión alemana de federalismo y convertido en artículo constitucional, establece que el estado no puede asumir nuevos créditos que superen el 0,35% del PIB, excepto en caso de catástrofes naturales o recesión.

Además obliga al estado alemán a un ahorro presupuestario anual de 10.000 millones de euros en los próximos años para reducir la deuda acumulada.

Por su parte, el Gobierno francés envió el domingo a los principales líderes sindicales del país su propuesta para la reforma del sistema de pensiones, cuyos dos puntos más destacados son el aumento de la edad de jubilación y una aportación mayor de las rentas más altas. La intención del Gobierno es que se llegue a un acuerdo con los agentes sociales para junio. La edad mínima de jubilación en Francia es de 60 años, mucho más baja que en la mayoría de los países europeos. Los sindicatos aseguraron que no aceptarán modificaciones.

Etiquetas