Despliega el menú
Economía

CONGRESO DE DIRECTIVOS EN ZARAGOZA

El Príncipe pide a los directivos talento, innovación y el cuidado del capital humano

Don Felipe clausuró ayer el V Congreso de la organización CEDE, en el que apuntó la importancia del colectivo y destacó la capacidad de Zaragoza para ser "reflejo y motor del progreso y la proyección exterior de España".

Don Felipe clausuró ayer el V Congreso de Directivos CEDE que se ha celebrado durante dos días en Zaragoza. El Príncipe de Asturias se dirigió a este colectivo recordando su papel "en unos casos de actores y en otros de testigos privilegiados" de los retos y oportunidades de la globalización. Sin referirse expresamente a las dificultades por las que atraviesa la economía actual, apuntó a los factores "de los que depende la evolución del futuro escenario económico". Entre ellos destacó que el capital humano "seguirá siendo y si cabe, más todavía en el futuro, el activo más importante de nuestras empresas". A ello unió la necesidad de mejorar la competitividad por la vía de la "innovación, la investigación científica y las nuevas tecnologías". Solo utilizando estas herramientas consideró que "podremos competir como queremos en la moderna economía del conocimiento y proyectar con fuerza nuestras empresas en el escenario internacional". En ese camino añadió "la búsqueda de la excelencia".

En su intervención en la sala Mozart del Auditorio, destacó el "el talento, la iniciativa, el sentido emprendedor, el sacrificio, la capacidad de trabajo y superación" como elementos esenciales "para el éxito de una gestión empresarial". El Príncipe alabó a los directivos "que habéis aprendido a mirar lejos, sin desatender el día a día ni lo que ocurre en cada rincón de vuestros negocios". Además, aseguró que los empresarios son los que mejor pueden "intuir", además de las instituciones, "hacia dónde nos debe llevar la búsqueda de la competitividad".

Eva Almunia, en la mesa

En su discurso ante los cientos de participantes tuvo palabras de afecto hacia Zaragoza "tan querida y llena de vivencias personales", sentimientos que aseguró comparte también la princesa Letizia. Apuntó también que la celebración de la Expo ha demostrado su capacidad para ser "reflejo y motor del progreso y la proyección exterior de España".

Don Felipe presidió una mesa muy concurrida, con cuatro 'repetidores' y solo una novedad, la secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia, que fue la única que no intervino. Al igual que en la inauguración hubo palabras del presidente del Gobierno aragonés, Marcelino Iglesias, y el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, junto al organizador y presidente del Club de Marketing, Salvador Arenere. Este último destacó que en el congreso se ha puesto de manifiesto que el escenario de crisis es "grave" y que supone una "oportunidad para transformar el modelo productivo del país".

Decisiones "drásticas"

También habló, y claro, el presidente de CEDE, Isidro Fainé, quien volvió a hacer hincapié en el papel de los directivos ante la crisis y la "valentía" que necesitan para "adoptar decisiones que afecten al futuro de la empresa y que a veces son drásticas". Además, el también presidente de La Caixa defendió que en la crisis económica actual "la solución depende de nosotros mismos y no solo de lo que el Gobierno puede hacer". Para afrontar los problemas actuales enumeró varias medidas, como atacar problemas concretos y "no perder el tiempo en una avalancha de reuniones interminables". También pidió a los directivos "capacidad de comprensión" hacia sus empleados ya que "el estrés puede llegar a ser insoportable" en la situación actual. "El futuro se apoya en más de 500.000 directivos de empresas españolas", concluyó y deseó que en el próximo congreso, dentro de dos años, "veamos la luz" a la crisis.

Etiquetas