Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AUTOMOCIÓN

El precio de los coches cayó el 1% en julio y los concesionarios prevén que siga bajando

Los precios ya acumulan un descenso del 2,5% en lo que llevamos de año, y la organización prevé que el precio real de los coches sufra un ajuste a la baja del 3,7% en el conjunto del ejercicio.

Los precios de los automóviles cayeron un 1% adicional en julio, hasta situarse en una media de 21.810 euros por vehículo, según un estudio de Faconauto, la agrupación que reúne a los 3.000 concesionarios oficiales presentes en España. Los precios ya acumulan un descenso del 2,5% en lo que llevamos de año, y la organización prevé que el precio real de los coches sufra un ajuste a la baja del 3,7% en el conjunto del ejercicio.

Pero la tendencia bajista de los precios no se prolongará mucho tiempo, añade Faconauto, porque las tarifas van a subir en la medida en que se introduzcan en el mercado vehículos más ecológicos y con mayor rendimiento energético. A medio plazo, los concesionarios calculan que el sector podrá mantener una trayectoria de los precios inferior en unas siete décimas a la evolución de la inflación.

Explica Faconauto que las tarifas oficiales de precios de los coches se mantienen estables, y añade que la rebaja lineal del 1% registrada en julio es el reflejo del menor impuesto de matriculación, del mantenimiento de los precios franco fábrica por parte de los fabricantes y, sobre todo, de una intensa actividad comercial. Añade que se están comprando modelos más reducidos en tamaño, y recuerda que el nuevo impuesto ecológico -que plantea exenciones a los coches menos contaminantes- impulsa las adquisiciones de turismos más pequeños.

Reconoce que las promociones aplicadas a la venta de vehículos nuevos siguen en aumento. Calcula que el descuento medio por coche se cifra en 2.200 euros, y ha experimentado un fuerte repunte del 17% en los siete primeros meses del año. Es el recurso que emplean los comerciales en su intento de animar unas transacciones que han caído el 19% desde el pasado enero.

Antonio Romero-Haupold, presidente de Faconauto, evoca que el sector automovilístico está sufriendo con intensidad el triple choque que padece la economía española: el frenazo del inmobiliario, porque merma la renta de potenciales compradores; el endurecimiento de las condiciones de los préstamos, porque dificulta la financiación de las operaciones (un 80% de las compras de coches se realizan a crédito), y la escalada de la inflación, que detrae capacidad de gasto y endeudamiento a las familias.

Etiquetas