Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS ECONÓMICA

El precio de la deuda española se dispara al máximo en un década

El Tesoro logra colocar 2.400 millones en deuda pero a intereses del año 2000.

Las tensiones de los mercados, las alertas de Moody's y el nerviosismo generalizado provocaron un fuerte encarecimiento de la deuda española y siguen afectando de forma especial al largo plazo. Ayer, el Tesoro colocó 1.782,47 millones en obligaciones a diez años a un interés marginal -el precio más alto, antes de concluir la puja- del 5,485%, cuando en la ocasión precedente, esos mismos títulos se pagaron al 4,632%. En la deuda a quince años, la colocación de 618,67 millones se hizo con una rentabilidad del 5,986%, lo que supone un incremento de 1,4 puntos con relación a la operación que, para el mismo plazo, se llevó a efecto el pasado noviembre.

Las rentabilidades finalmente ofrecidas son las más altas de la década. El fuerte encarecimiento de la financiación está llevando al Tesoro a tentarse la ropa y acudir al mercado con las demandas mínimas. La buena noticia de esta colocación sigue siendo el mantenimiento de la demanda. No hubo fuga de capitales, y la colocación encontró hueco entre los inversores institucionales extranjeros. En el conjunto de los dos tipos de bonos de largo plazo -unos títulos que llevan implícita la mayor carga de confianza- la demanda ascendió a 4.543,55 millones, equivalente a 1,8 veces la oferta.

El resultado de la subasta cambió el signo de la Bolsa. El Ibex 35 de los principales valores de la Bolsa de Madrid logró mantener el nivel de los 10.000 puntos al cerrar prácticamente plano en 10.010,3 unidades, tras haber estado la mayor parte de la jornada con números rojos. Fue una jornada de mínimas variaciones: en la Bolsa de Londres, el índice Footsie 100 de los principales valores también cerró en equilibrio, el CAC 40 de París registró un alza de 0,21% y el Dax 30 de la bolsa de Fráncfort subió el 0,11%.

Etiquetas