Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS FINANCIERA

El parón inmobiliario eleva el déficit del Estado a 14.638 millones, el 1,31% del PIB

Es el tercer mes consecutivo en que las cuentas registran un saldo negativo- Los ingresos descendieron en un 17,7% mientras que los gastos aumentaron el 9,4 %.

La crisis económica, y especialmente la del sector inmobiliario, ha provocado el tercer déficit consecutivo de las cuentas del Estado, que en agosto se elevó al 14.638 millones de euros, el 1,31% del PIB. En el mismo periodo del ejercicio anterior se obtuvo un superávit de 11.816 millones de euros, según los datos de ejecución presupuestaria publicados por el Ministerio de Economía y Hacienda.

 

Este resultado es consecuencia de unos ingresos no financieros del Estado que cayeron un 17,7% en agosto, hasta 83.838 millones de euros, y de unos pagos no financieros que se elevaron un 9,4%, hasta 98.476 millones de euros.

Se trata del tercer mes consecutivo en que las cuentas del Estado registran un saldo negativo por la intensa desaceleración de la economía española, desde que el pasado mes de junio la crisis arrastrara a la administración central al déficit, tras tres años consecutivos de superávit.

"Intensa desaceleración"

En términos de caja, metodología contable en la que se anotan los ingresos y pagos que se han realizado durante ese periodo, el Estado alcanzó en los primeros ocho meses del año un déficit de 15.037 millones de euros, frente al superávit de 7.228 millones obtenidos en el mismo periodo de 2007.

Según el Ministerio de Economía y Hacienda, estos resultados son consecuencia de la "intensa desaceleración" de la economía española, especialmente la registrada por el sector inmobiliario. Carlos Ocaña, secretario deEstado de Hacienda, aseguró que la economía ya ha pasado "el período más intenso de ajuste" y, aunque no descartó futuras correcciones, aseguró que no serán como las de los últimos meses.

En este sentido, señaló que las cuentas del Estado volverán a registrar cifras positivas cuando la economía "vuelva a crecer a ritmos normales". Asimismo, consideró que el potencial de crecimiento de la economía española "se sigue situando en torno al 3%".

Los ingresos no financieros del Estado entre enero y agosto de 2008 ascendieron a 122.892 millones de euros, lo que supuso un descenso del 10,2% respecto al mismo período del año pasado, caída que Hacienda atribuye a los cambios normativos y a la "peor evolución" de las bases imponibles de los impuestos.

En total, el departamento dirigido por Pedro Solbes estima que la inyección de liquidez hasta agosto representó una merma de ingresos de 13.250 millones de euros. En concreto, las rebajas fiscales aplicadas en este ejercicio, así como los cambios normativos introducidos en los últimos meses sumaron un total de 11.150 millones de euros, mientras que el adelanto de las devoluciones del IVA y el IRPF representó 2.100 millones.

Los impuestos directos se elevaron hasta los 68.160 millones de euros, lo que supuso un descenso del 11,3%. El IRPF retrocedió un 0,5% (45.698 millones) como consecuencia del descenso del primer plazo de la cuota positiva del ejercicio 2007, de la rebaja del tipo efectivo asociada a la reforma del IRPF.

Durante su intervención, Ocaña destacó que el comportamiento del impuesto sobre la renta ha sido "bueno", teniendo en cuenta que el descenso sólo ha sido del 0,5% una vez realizada la devolución de los 400 euros. El impuesto de sociedades también cayó hasta agosto y sufrió un descenso del 29,6% (20.237 millones) debido, en parte, a los cambios normativos y a la "desaceleración" de los resultados empresariales.

A finales de agosto, el Estado tenía una necesidad de endeudamiento de 8.715 millones de euros, mientras que en el mismo período del año anterior contaba con una capacidad de endeudamiento de 2.631 millones.

Etiquetas