Despliega el menú
Economía

EMPLEO

El paro sube en Aragón en 5.900 personas en el primer trimestre y sitúa la tasa en 5,98 por ciento

En el conjunto de España, el paro subió en 246.600 personas en el primer trimestre y se destruyeron 74.600 empleos.

El paro aumentó en el primer trimestre del año 2008 en la Comunidad Autónoma aragonesa en 5.900 personas, lo que representa un aumento del 17,83 por ciento en relación con el trimestre anterior. El número total de desempleados se situó en 39.000 personas, lo que arroja una tasa de paro del 5,98 por ciento, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En los últimos doce meses, el desempleo aumentó en Aragón en 3.100 personas, es decir un 8,63 por ciento, mientras que el número de ocupados aumentó en 20.100 personas, lo que supone un incremento porcentual del 3,39 por ciento en relación con el mismo trimestre de 2007.

De enero a marzo la cifra de ocupados bajó en 4.100 personas en relación con el trimestre anterior, lo que supone un descenso del 0,67 por ciento, de forma que la cifra total de ocupados llega a los 612.300.

En el conjunto del país, el paro subió en 246.600 personas en el primer trimestre del año, el 12,79 por ciento en relación con el trimestre anterior, con lo que el número total de desempleados se situó en 2.174.200 y la tasa de paro repuntó más de un punto, hasta el 9,63 por ciento, alcanzando su valor más alto en tres años.

En este periodo el número de ocupados se ha incrementado en 333.000 personas en relación con el mismo trimestre del año anterior, lo que supone un aumento porcentual del 1,6 por ciento. De esta forma, el número total de ocupados alcanzó la cifra de 20.402.300 personas.

La tasa de desempleo no alcanzaba un porcentaje de esta naturaleza desde el primer trimestre de 2005, cuando llegó a situarse en el 10,19%. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, ya ha advertido de que en los próximos dos años la tasa de paro se moverá entre el 9% o el 10%, en el peor de los escenarios.

Según los datos del INE, en los últimos doce meses, el paro acumula una subida de 318.100 desempleados (+17,1%), mientras que el número de ocupados se ha incrementado en 333.000 personas, lo que supone un aumento porcentual del 1,6%.

De enero a marzo se destruyeron 74.600 empleos (-0,36%), alcanzando el número total de ocupados la cifra de 20.402.300 personas. La construcción perdió 73.200 puestos de trabajo en este trimetre (-2,7%), cifra parecida a la registrada por el sector servicios, donde se destruyeron 77.500 empleos (-0,57%). El resto de sectores (agricultura e industria) generaron empleos en el primer trimestre, aunque este incremento de la ocupación no pudo compensar la caída experimentada en construcción y servicios.

Por su parte, la tasa de temporalidad descendió levemente, hasta situarse en el 30,15%, tras aumentar los asalariados con contrato indefinido en 88.900 personas y reducirse el número de asalariados con contrato temporal en 148.100.

Destrucción de empleo

 

El aumento del paro en el primer trimestre fue consecuencia, principalmente, de la destrucción de empleo en el sector servicios, que sumó 96.300 desempleados más (12,82%), seguido de la construcción, con 71.100 (32,63%) y de los parados de larga duración, con 41.400 más (8,03%).

El paro en la industria creció en 27.800 personas (20,34%) y entre los que buscan su primer empleo en 12.200 (6,56%), mientras que sólo se redujo en la agricultura en 2.300 personas (1,9%).

Además, la actual situación económica ha dado lugar a que de los 16.572.400 hogares españoles que contabiliza la EPA, en 70.800 todos sus miembros estaban parados en el primer trimestre.

Respecto al número de ocupados, en el sector servicios se destruyeron 77.500 empleos y en la construcción, 73.200, mientras que en la industria se crearon 59.400 puestos de trabajo y en la agricultura 16.600.

Más hombres

En el primer trimestre el paro subió más entre los hombres, con 139.400 parados más, que entre las mujeres, con 107.300 desempleadas más frente al trimestre precedente, mientras que la ocupación masculina cayó en 73.200 puestos de trabajo y la femenina en 1.500.

Como consecuencia de estas cifras, la tasa de paro de las mujeres se situó en el 11,99 por ciento y la de los hombres en el 7,87 por ciento.

Respecto a la tasa de actividad, la masculina se situó en el 69,32 por ciento y la femenina en el 49,73 por ciento.

Reducción de asalariados

El número de asalariados se redujo en 59.100 personas hasta los 16.817.400, mientras que los trabajadores por cuenta propia disminuyeron en 18.500, hasta los 3.574.700.

Los asalariados con contrato indefinido aumentaron en 88.900 y alcanzaron los 11.747.100 y los trabajadores con contrato temporal disminuyeron en 148.100 hasta los 5.070.300.

Los trabajadores a tiempo completo se redujeron en 141.400 hasta los 17.952.400, de los que 11.430.100 (100.700 menos) eran hombres y 6.522.300 (40.600 menos) mujeres.

Los ocupados a tiempo parcial aumentaron en 66.700, hasta los 2.449.900 (493.800 hombres y 1.956.000 mujeres).

El paro subió sobre todo entre el colectivo de 25 a 54 años, con 176.400 parados más, seguido del de 20 a 24 años (44.700); de 55 en adelante (17.800) y en el grupo de 16 a 19 años (7.700).

El número de hogares con todos sus miembros activos se situó en 10.603.600, 91.800 menos, los que tienen al menos un activo aumentaron en 111.800 y en los que no hay ningún activo en 12.200.

El paro también aumentó entre los extranjeros (97.000) hasta los 504.700, de una población activa de 3.445.800.

La tasa de paro de los extranjeros se situó en el 14,65 por ciento y la de actividad, en el 76,6.

El paro subió en todas las comunidades a excepción de Extremadura (1.900 parados menos) y País Vasco (1.500 menos).

Cataluña se situó a la cabeza en aumento del paro con 39.000 desempleados más, seguida de Canarias, con 38.900; Andalucía, 37.500 y Madrid, 34.400.

El INE informa de que, para adaptarse a la nueva clasificación de actividades económicas de la Unión Europea, a partir del primer trimestre de 2008 algunas ramas de actividad de la EPA se integrarán en sectores diferentes.

Etiquetas