Despliega el menú
Economía
Suscríbete

crisis económica

El miedo al contagio griego hunde las bolsas

El Ibex 35 cede el 5,4%, la segunda mayor caída del año, y pierde el soporte psicológico de los 10.000 puntos.

Pánico y descontrol en la Bolsa. El temor a que la operación de rescate griego resulte insuficiente y la posibilidad de que la economía española se contagie de esas graves dificultades provocaron tal nerviosismo entre los inversores que algunos dieron credibilidad al descabellado rumor de que España estaba a punto de pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional para hacer frente a una deuda pendiente de hasta 280.000 millones de euros.

Las apuestas bajistas triunfaron y los índices entraron en caída libre, un movimiento que no logró parar la declaración del presidente del Gobierno cuando anunció en Bruselas que España ha salido de la recesión y registró un avance del Producto Interior Bruto en el primer trimestre. Tampoco aliviaron los temores los pronunciamientos de dos agencias de calificación, Moody¿s y Fitch, que, según aclararon, no tienen previsto revisar la 'nota' de la deuda de España, que en estos momentos merece la máxima calificación crediticia. La apertura bajista de los mercados norteamericanos fue el remate de un martes negro.

ElIbex 35 se vino abajo y padeció una caída del 5,4%, el segundo mayor recorte del año y el más acusado entre los parqués europeos. Este indicador de referencia cedió 563,7 puntos hasta quedar en 9.859,1 enteros, por debajo del soporte de las 10.000 unidades, un listón psicológico al que están ancladas numerosas órdenes de venta. En un clima de desmoralización se desplomó el valor de los títulos españoles, incluso los de las empresas que están presentando mejores resultados que sus competidoras internacionales, se acumularon.

El castigo a los bancos fue durísimo: Santander perdió el 7,08% -equivalentes a 5.500 millones de capitalización bursátil-, BBVA el 7.59% -unos 3.000 millones menos- y el Popular el 7,34%. Pero aún sufrieron más las constructoras, porque Sacyr Vallehermoso cedió el 10,15% y las pérdidas de Ferrovial y OHL fueron superiores al 6%. Se desplomaron industrias de 'futuro' como las compañías Acciona y Gamesa, que tienen puesto el foco en las energías renovables. El título menos penalizado fue el de la industria alimentaria Ebro Puleva, con un recorte del 1,7%. Le siguió BME, que se dejó un 1,87%. El resto de los valores del Ibex retrocedieron más de tres puntos porcentuales.

Fuera del Ibex, sólo media docena de valores terminaron en positivo. Sorprende el liderazgo absoluto de Bodegas Riojanas, que se disparó un 7,20%. Quizá es que el mercado intuya que ésta será una noche para ahogar las penas en alcohol. Los otros cinco valores que salvaron la sesión en verde (Sos, Mecalux, Adolfo Domínguez, Lingotes y Codere) subieron, como mucho, medio punto porcentual.

Riesgo país

Los rumores también dispararon el riesgo país y encarecieron la financiación. Los seguros frente a la posibilidad de impago escalaron los 160 puntos, y el diferencial de las obligaciones a diez años de España con el bono alemán equivalente treparon hasta los 122 puntos. El jueves, el Tesoro se enfrenta a un significativo reto con una emisión de bonos a cinco años, la primera colocación tras la rebaja de la calificación de la deuda por Standard & Poor¿s.

Para combatir los rumores, las autoridades españolas contaron con ayudas institucionales. No sólo el FMI desmintió el rumor de la petición de auxilio. Comparar a Grecia con España y Portugal "no refleja la realidad", declaró Angel Gurria, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en Roma. "España tiene una relación entre la deuda y el Producto Interior Bruto de más o menos la mitad de la de Grecia, y es una situación completamente diferente. España ha mantenido durante cuatro o cinco años superávit antes de la crisis", explicó."Hay que ser muy prudentes y responsables para evitar hacer comparaciones que no son correctas", advirtió.

España no fue la excepción, porque la jornada se tiñó de rojo en todos los mercados europeos. En Atenas, el índice de referencia, el Athex, cerró la jornada con un desplome del 6,68%, superando la caída de la bolsa española. Por detrás del Ibex, Milán cedió un 4,70%, Lisboa, un 4,21% y el CAC 40 de París, un 3,64%. El Dax de Francfort retrocedió el 2,6% y en Londres, el Footsie 100 cedió un 2,56%, a pesar de que el Reino Unido no está integrado en la moneda común y, en teoría, podría quedar al margen de la crisis de la zona euro. Pero al cierre de los mercados europeos también la Bolsa de Nueva York sufría un severo correctivo, con una caída del 2,06% en el Dow Jones perdía 2,06% y del 3,04% en el Nasdaq tecnológico.

Además, la caída se acentuaba con la depreciación del precio del petróleo y la consecuente de la moneda única por la venta de los activos denominados en euros. Así, el precio del barril del petróleo Brent bajaba de 89 a 86 dólares, y el euro de 1,32 a 1,30 dólares.

La crisis de los mercados llevó al euro hasta un canje de 1,31 dólares, su nivel más bajo desde hace un año. El oro, convertido en valor refugio, alcanzó los 28.916 euros por kilo en el mercado de Londres, su valor histórico más elevado.

Etiquetas