Despliega el menú
Economía

LABORAL

El mercado laboral perderá 700.000 trabajadoras españolas en 15 años

España necesitará tres millones más de mujeres inmigrantes con cualificación media o alta hasta 2020, según un estudio de Monpower.

El mercado laboral perderá 700.000 trabajadoras españolas en los próximos 15 años. Esta es la principal conclusión que se extrae del Indice Laboral Manpower "Mujeres nativas y actividad laboral femenina 1977-2007: una aproximación por Comunidades Autónomas a la revolución silenciosa del mercado de trabajo español".

 

En la presentación del estudio, el catedrático Josep Oliver, explicó que desde 2008 hasta 2023 sólo se incorporarán al mercado 300.000 mujeres nuevas en edad de trabajar -16 a 64 años-. De este modo, aseguró que España necesitará en torno a tres millones de mujeres inmigrantes con cualificación media o alta hasta 2020. En los últimos 30 años se incorporaron 4,1 millones de trabajadoras, lo que representa el 75 por ciento del crecimiento de la actividad laboral total, y ya son 7,6 millones las mujeres activas. Oliver diferenció dos periodos en estas tres últimas décadas: desde 1977 hasta 1994 y desde 1995 hasta 2008, con la incorporación de 2,3 y 1,8 millones de trabajadoras, respectivamente.

 

Las mujeres entre 30 y 44 años son las que han experimentado un mayor crecimiento mientras que las más jóvenes (16-29 años) "han aportado poco". Esta circunstancia es "relevante" ya que explica en parte la caída del número de mujeres activas en España prevista para los próximos años, que se hará en conscuencia más acuciante en el tramo de 30 a 44 años. No obstante, señaló que será a partir de 2010 cuando "va a caer de manera más importante".

 

Los felices 90 y 2000

 

Por tanto, para Oliver la explosión de la mujer en el mercado laboral ha sido un "fenómeno transitorio" y aseguró que las futuras generaciones verán esta etapa como "los felices años 90 y 2000". "Se ha terminado el enorme esfuerzo de la mujer española por aumentar la oferta de mano de obra femenina", precisó, al tiempo que advirtió de que además de que el total de mujeres potencialmente activas "aumentará poco", la media de edad "envejecerá".

 

En este momento "observamos una historia de éxitos y un futuro preocupante porque ya no se puede pedir más a la mujer". De hecho, "probablemente haya hecho más de lo que podía ya que las ayudas públicas han sido escasas", puntualizó. En este sentido, valoró la fuerte entrada de la mujer en el mercado laboral en comparación a otros países, principalmente del norte de Europa. En 1977 la tasa de atividad de la mujer se situaba en el 33 por ciento mientras que hoy se acerca ya al 64 por ciento y llegará al 70 por ciento en 2023. Por Comunidades Autónomas, las más dinámicas en ocupación han sido las del Mediterráneo y Madrid, que multiplicaron por 2,3 el número de sus mujeres activas nacidas en España, al pasar de 1,68 millones en 1977 hasta los 3,86 millones en 2007.

 

Mientras, en Andalucía, Castilla-La Mancha y Aragón casi se triplicaron (2,8 veces), al incrementarse desde 660.000 hasta 1,81 millones. Finalmente, las regiones del valle del Ebro y el noroeste peninsular apenas multiplicaron por 1,6 veces su número de efectivas nativas, pasando de los 1,21 millones hace 30 años a los 1,97 millones del curso pasado. Entre las causas de este frenazo, el catedrático mencionó la "fuerte bajada de la tasa de natalidad".

 

La caída de la demografía que se inició a finales de los 70 actúa como "una especie de tsunami que en el mercado laboral tiene sus efectos treinta años después". Pero no sólo la mujer verá lastrado su peso en el mercado laboral, ya que éste perderá alrededor de 800.000 hombres nacidos en España que también serán 'repuestos' por inmigrantes.

Etiquetas