Despliega el menú
Economía

CONSUMO

El 82% de las empresas aragonesas trasladará la subida del IVA a los precios

Solo un 18% de las firmas asumirá dicho incremento en sus propios márgenes, dice un estudio de la Cámara de Comercio.

 Aunque las rebajas provocarán a buen seguro un efecto 'despiste', la subida del IVA prevista por el Gobierno a partir del 1 de julio se va a notar en los bolsillos de los consumidores. La mayoría de las empresas aragonesas no parecen dispuestas a asumir el nuevo coste y ya han anunciado que trasladarán el alza del impuesto sobre el valor añadido a los precios.

Lo recoge un informe realizado por la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, del que se desprende que más de la mitad de las empresas aragonesas, dicho en números un 57,9%, trasladará la subida del IVA -del 16% al 18% en el general y del 7% al 8% en el reducido- a los precios. La cifra se sitúa nueve puntos porcentuales por encima de la media nacional, ya que las empresas que tienen previsto incrementar los precios en el conjunto del país alcanzan el 48,8%.

Aunque buscarán una fórmula mixta, el 28% de las empresas aragonesas también cargará en el bolsillo del consumidor el incremento de este impuesto decidido por el Gobierno como medida para hacer frente al elevado déficit público. Porque, según se recoge en el estudio de la Cámara, es este caso, las firmas de Aragón tienen pensado utilizar una fórmula mixta con la que combinarán ambas políticas, es decir repercutirán el incremento y asumirán el coste. No dice el informe, sin embargo, en qué porcentaje repartirán ambas decisiones.

Contener precios

Menos de una quinta parte de las empresas aragonesas -un 18,2% frente al 24,4% de las españolas- está dispuesta a que el alza del IVA se deje sentir en sus márgenes. Explica el documento de la Cámara de Comercio que será la hostelería de la comunidad la que realice el mayor esfuerzo para contener los precios, ya que el 30% del sector no prevé cobrar más a pesar del incremento del impuesto. Los demás sectores, desde la industria, al comercio, pasando por la construcción y otros servicios, trasladarán el impacto del nuevo IVA a los precios.

Impacto en el consumo

Este aumento impositivo preocupa especialmente a las empresas por el impacto que pueda tener sobre el consumo. Las más positivas son el 14,7% de las empresas que considera que no tendrá efectos negativos. En el lado opuesto se sitúa un 48% de firmas que, según los datos recogidos en este análisis, teme una caída del gasto de los consumidores y aseguran además que estos no han adelantado sus decisiones de compra durante los seis meses anteriores a la subida.

Entre unos y otros se sitúa un 37% del tejido empresarial de la comunidad que, aunque preocupado y convencido de que las compras se resentirán en el segundo semestre, esperaba mejorar sus ventas entre los meses de enero y junio.

Lo repercutan en el precio o en sus márgenes, retraiga o no tenga ningún efecto en el consumo, en lo que coinciden la práctica totalidad de las empresas aragonesas es en el rechazo a este aumento impositivo. El 73% de las mismas es contraria a la subida, pero a la mitad no le parecería una medida tan mala si se acompañara de un descenso -en la misma proporción- de las cotizaciones sociales. Así, las que se manifiestan totalmente en contra y en cualquier caso suponen el 26,28%.

Etiquetas