Economía
Suscríbete

PRECIOS

El IPC sube al 1,9% al no compensar las rebajas el incremento del IVA en julio

El Gobierno calcula que los sectores solo trasladarán entre un 40% y un 60% del aumento impositivo a los precios finales.

Los precios de los bienes y servicios de consumo cayeron un 0,4% en julio y la inflación escaló la cota del 1,9%, cuatro décimas superior a la del mes anterior y la más elevada desde noviembre de 2008, según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trataba del primer impacto de la subida del IVA y las drásticas rebajas del comercio minorista no han compensado el traslado del incremento de este impuesto a buena parte de los precios finales. Aunque el ministerio de Industria aplazó el alza prevista en la factura de la luz, repuntó el gas y ambos suministros incorporaron el aumento de la fiscalidad indirecta sin paliativos.

El Gobierno calcula que, en plena crisis, y a la vista de la contención de la demanda, los sectores económicos solo trasladarán a los precios finales entre un 40% y un 60% del nuevo incremento tributario. José Manuel Campa, secretario de Estado de Economía, estimó que los datos de julio representan "la normalización, en valores moderadamente positivos" de una trayectoria de inflación que llegó a presentar registros negativos durante el primer trimestre del año. Por ello descartó de plano un escenario de deflación, entendida como una caída persistente y generalizada del nivel de precios que pusiera en riesgo el futuro crecimiento. Ese peligro queda cada vez más alejado porque la inflación subyacente -evolución que excluye los elementos más volátiles, como la energía y los alimentos no elaborados- ya presenta una tasa del 0,8%, superior en cuatro décimas a la del mes de junio.

Tampoco cabe pensar en el riesgo opuesto, una escalada de la inflación que deteriore la ya mermada renta disponible de los consumidores. Según Economía, los precios "seguirán en parecido nivel en los próximos meses, a la vista del contexto económico", y solo volverán a crecer paulatinamente "en la medida en que la demanda se recupere". La inflación armonizada, que permite la comparación con los socios europeos, anticipa que el pasado julio España volvió a presentar un diferencial de dos décimas respecto al aumento de precio medio computado en la zona euro. Ya no es una novedad, este mismo registro se produjo en mayo, y queda atrás un largo periodo -prácticamente todo el año 2009- de evolución de los precios inferior a la del promedio del área de la moneda única.

Sectores

En julio, el índice mensual del capítulo de vivienda fue de un 1,3%, consecuencia del incremento de los precios del gas y la electricidad, que aportaron 1,4 décimas a la evolución del IPC. Otra décima larga correspondió al encarecimiento de los viajes organizados y aumentos similares atribuidos a las subidas de automóviles, servicios de mantenimiento y reparaciones. Facturas de hoteles, cafés y restaurantes también crecieron por circuntancias propias de estas fechas. Todo apunta a que la subida del IVA la repercutieron los agentes económicos con mercados 'cautivos', ciertos servicios y los que tienen garantizada la demanda en plena temporada turística.

La rebaja del precio en vestimenta y calzado en un 11,7% restó una décima a la variación mensual del IPC. Los bienes industriales experimentaron un retroceso de una décima en comparación con el índice de hace una año. Por el contrario, los bienes de la energía muestran un encarecimiento del 11,8%, con alzas del 14,9% en carburantes y combustibles.

Por autonomías, la temporada turística provocó un repunte de los precios en julio del 0,2% en Baleares. Todas las demás registraron descensos que oscilaron entre el 1% de La Rioja y el 0,1% de Cantabria.

Etiquetas