Despliega el menú
Economía
Suscríbete

LABORAL

El Inaem contrata a 47 técnicos de empleo para atender a los beneficiarios de los 400 euros

Los parados que opten por la formación pueden pedir ya la nueva ayuda, a la que no podrán optar los que recibieron la de 426 euros.

De los 3.000 orientadores laborales que el Ministerio de Trabajo se comprometió a incorporar a los servicios públicos de empleo (SPEE) cuando anunció a final de año que sustituiría el Prodi o ayuda de 426 euros por otra ligada a la formación, 47 corresponden a Aragón. Así lo adelantó ayer el secretario general del Inaem, Javier Masa. Estos 47 nuevos asesores se incorporarán a las oficinas de empleo aragonesas el 1 de marzo y su objetivo central será buscar una nueva cualificación a los desempleados que no tengan ningún tipo de subsidio.

«Con atención personalizada, los orientadores laborales harán el seguimiento de la formación de los parados, se encargarán de la prospección de empresas en las que pudieran tener cabida y tratarán de completar su inserción en el mercado laboral», explicó Masa.

El secretario general del Inaem recordó que desde ayer los parados que se hayan quedado sin ningún tipo de prestación en Aragón ya pueden solicitar la paga de 400 euros siempre y cuando acepten participar en planes de reinserción durante seis meses. En este sentido, confirmó que los que hayan disfrutado ya del antiguo Prodi (Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción (Prodi) o ayuda de 426 euros no podrán optar a esta nueva ayuda.

No obstante, aquellos que se quedaron sin ningún tipo de cobertura antes del 15 de febrero todavía tendrán dos meses para reclamar la 'ayuda de 426 euros'. El ministerio de Trabajo insiste en que el nuevo plan supone formación más 400 euros mensuales y no lo contrario. La nueva prestación será una paga de acompañamiento equivalente al 75% del Indicador Público de Rentas Múltiples (Iprem), un marcador que sirve como referencia y que actualmente está fijado en los 532,51 euros.

Los planes de formación no se limitarán a los cursos. El orientador laboral será el encargado de definir el itinerario en función del perfil del desempleado. A unos se les puede conducir hacia la formación en empresas, otros pueden recibir cursos de idiomas y otros recibirán ayuda para conseguir el graduado escolar. Así se busca un cambio en la formación del parado para aumentar las posibilidades futuras de ser contratado.

Trabajo estima que alrededor de 30.000 personas al mes podrán acogerse a este programa. Como ya ocurrió con el Prodi, la nueva ayuda no podrá ser percibida por quienes ya se han visto favorecidos por planes anteriores y tampoco por aquellos que obtengan rentas familiares superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional.

Los requisitos del programa Prepara excluyen también a los desempleados que tengan derecho a percibir la renta activa de inserción o la hayan agotado. También quedarán al margen quienes tengan acceso a subsidios de trabajos eventuales del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social.

Según el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, esta nueva ayuda de 400 euros, que tendrá un coste estimado de 400 millones de euros, tendrá una duración de seis meses no prorrogables.

Etiquetas