Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SUBIÓ UN 2,78%

La bolsa y la deuda española viven un segundo día de euforia marcado por el BCE

El parqué madrileño ha cerrado la sesión con una fuerte subida del 2,78%, que ha situado al Ibex 35 en los 9.947,6 puntos en una jornada muy volátil.

La bolsa española vivió un segundo día de euforia al subir un 2,78% y quedarse a las puertas de los 10.000 puntos, mientras que la deuda soberana también se empapó del entusiasmo y consiguió rebajar la prima de riesgo respecto a los bonos alemanes hasta los 232 puntos básicos.

Esas mejoras se fraguaron en un día en el que el Banco Central Europeo (BCE) dijo que mantiene las compras de deuda soberana, al tiempo que amenazó a los especuladores que han arremetido en las últimas sesiones contra los países periféricos de la Unión Europea.

La jornada no estuvo exenta de tensión, ya que el hecho de el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, no anunciara un aumento de las compras de deuda soberana hundió momentáneamente la bolsa, que llegó a perder un 1,34%.

Los mercados se repusieron posteriormente ante la creencia de los operadores de que el BCE está comprando deuda pública de alguno de los países periféricos, como Irlanda y Portugal, aunque Trichet rehusó comentar estas conjeturas.

Además de estas informaciones, la bolsa española también se vio impulsada por la apertura en positivo de EEUU, lo que le permitió rematar al alza la jornada, tras haber ganado ayer el 4,44% -la segunda mayor subida del año-.

En la evolución de los mercados también actuó como bálsamo la subasta de bonos a tres años que celebró hoy el Tesoro, que situó la rentabilidad de estos títulos por debajo del nivel que exigen los inversores en el mercado secundario de deuda y pese a ello no tuvo problemas en colocar 2.468 millones.

No obstante, las tensiones de las últimas semanas pasaron factura, ya que el interés marginal de estos bonos fue del 3,797%, el más alto desde septiembre de 2008 coincidiendo con la quiebra de Lehman Brothers.

En cualquier caso, el satisfactorio resultado de la subasta del Tesoro y los comentarios de Trichet propiciaron que la prima de riesgo de los bonos españoles a 10 años frente a sus homólogos alemanes bajara hasta los 232 puntos básicos, frente a los cerca de 300 que marcó el martes (y que ayer se limitaron a 255 puntos básicos).

La relajación del mercado de deuda hizo que la rentabilidad de los bonos españoles a 10 años se colocara en el 5,13% al cierre del mercado secundario de deuda, frente al 5,34% de ayer.

En cambio, los títulos alemanes a 10 años elevaron su rendimiento al 2,81%, en comparación con el 2,79% de ayer, lo que favoreció el estrechamiento de la prima de riesgo o diferencial.

Respecto al comportamiento de la bolsa, los bancos fueron los artífices un día más de la fuerte revalorización del Íbex-35, que llegó a las 9.947,60 unidades.

En concreto, Santander avanzó el 5,14%, en tanto que el BBVA ganó el 4,15%, mientras que el resto de "pesos pesados" del selectivo tuvo que conformarse con subidas más moderadas (Iberdrola ganó el 2,93%; Repsol YPF, el 2,13%, y Telefónica, el 1,42%).

De esta manera, el Íbex-35 consiguió ser nuevamente el más alcista de Europa, ya que Fráncfort avanzó un 1,32%, mientras que París ganó el 2,12% y Londres, el 2,22%.

En el mercado de divisas, el euro también ganó fuerza frente al billete verde norteamericano, ya que al cierre de los mercados en Europa se intercambiaba a 1,32 dólares.

Etiquetas