Despliega el menú
Economía
Suscríbete

MERCADO BURSÁTIL

El Ibex cierra la peor semana desde la crisis

Los nervios se propagaron a las bolsas de todo el mundo y finalizaron la jornada con fuertes descensos. El Gobierno avisa de que el Código Penal castigará los delitos especulativos.

Un broker sigue la evolución de la bolsa alemana, en una jornada en la que Francfort cayó el 3,27%.
El Ibex cierra la peor semana desde la crisis
T. LOHNES/AFP

Sin tregua. Por el temor al contagio de la crisis griega, y tras la tensión vivida el jueves en Wall Street, la desconfianza prendió ayer en inversores de todo el mundo desarrollado y las bolsas vivieron otra jornada de extrema volatilidad que se saldó con abultadas pérdidas.

La española, que sufrió un descenso del 3,28% y logró salvar por la mínima el listón de los 9.000 puntos al cerrar a 9.046 unidades, cedió la pasada semana el 13,8% de su valor. Para encontrar un periodo más sombrío hay que remontarse a septiembre de 2008, en tiempos de la quiebra de Lehman Brothers. Entonces la prima de riesgo de las obligaciones respecto al bono alemán a diez años era sustancialmente menor. Ahora está en máximos de 168 puntos básicos, y el rendimiento de los títulos ha pasado al 4,439%.

Hubo datos positivos a escala local, como el retorno de España a la senda del crecimiento, o la aprobación por el Parlamento alemán del plan de rescate griego. También movió ficha el Banco Central Europeo, que se comunicó por videoconferencia con los dirigentes de los principales bancos comerciales de la zona para conocer de forma directa su percepción sobre los mercados mayoristas del dinero y la necesidad de adoptar nuevas medidas excepcionales.

La trayectoria de los mercados constituye todo un desafío a las autoridades. El Eurogrupo estaba citado para la tarde-noche de ayer en Bruselas y, previamente, los ministros de Finanzas del G-7, los siete países más industrializados del mundo -Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia y Japón- mantuvieron una conferencia telefónica dedicada a analizar la crisis de la deuda griega.

Sin esperar sus mensajes, los rumores y la desconfianza multiplicaron las órdenes de venta en la mayor parte de los parqués europeos. Aunque España y Portugal están en el punto de mira por sus posibilidades de contagio del problema griego, la caída más pronunciada la registró la Bolsa de París, que cerró con una voluminosa pérdida de 4,60%, quedando en 3.392,59 puntos, en su cuarta sesión consecutiva en baja.

 

Contra los especuladores

Lisboa cedió el 2,94%, Londres cayó el 2,62%, Francfort retrocedió el 3,27% y en idéntica proporción descendió el índice de referencia de la Bolsa de Milán, un parqué que estuvo en algunos momentos inactivo durante la sesión, al parecer por "problemas técnicos".

Por otra parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, exhibió su semblante más severo para lanzar ayer "un mensaje claro a los especuladores". "Los ataques especulativos son inaceptables", dijo. "España no va a consentir que se juegue con su prestigio y se ponga en entredicho la estabilidad de su sistema financiero con malas artes y conductas punibles que van a estar castigadas cuando se apruebe el nuevo Código Penal", explicó tajante.

En adelante, señaló, la Fiscalía perseguirá a quienes difundan rumores interesados o usen información privilegiada para ganar dinero en los mercados.

La vicepresidenta primera subrayó que la reforma del Código Penal recién aprobada por el Congreso de los Diputados y pendiente de la ratificación del Senado para su entrada en vigor, "castiga la difusión de rumores" malintencionados, como el propagado el martes en los mercados sobre una supuesta petición de rescate financiero por parte de España, que hundió el Ibex 35 un 5,41%, su segunda mayor caída del año. Cuando el nuevo texto legal esté vigente "estaremos más protegidos", pues si se repite una actuación de ese tipo "el Fiscal General del Estado la investigará" de oficio, dijo la 'número dos' del Gobierno.

De la Vega hizo estas manifestaciones tras la reunión del Consejo de Ministros que aprobó mediante un Real Decreto Ley la contribución española al programa de rescate a Grecia diseñado por el Eurogrupo y el Fondo Monetario Internacional. Serán 9.794 millones en el período 2010-2012, de los que 3.672 millones se entregarán este año.

Etiquetas