Economía
Suscríbete

MERCADOS

El Ibex pierde un 1,82% y baja hasta 8.200 puntos

Las ventas también se impusieron en el resto de Europa y al otro lado del Atlántico, donde el índice Dow Jones restaba un 0,25%. En el mercado de divisas, el euro recuperaba algo de terreno frente al dólar y se cambiaba a 1,3728 'billetes verdes'.

Vista ayer de los paneles informativos del parqué madrileño.
El Ibex 35 se desploma un 17,4% en 2010, la cuarta mayor caída anual de la década
SERGIO BARRENECHEA/EFE

La bolsa española bajó este miércoles el 1,82% y cerró al borde de 8.200 puntos, afectada por la recogida de beneficios ejecutada antes de que la Reserva Federal -banco central- de EE. UU. desvele esta tarde si aplica nuevas medidas de estímulo monetario para animar la economía.

El índice de referencia de la bolsa española, el IBEX 35, bajó 151,90 puntos, el 1,82%, hasta 8.210,30 puntos. Las pérdidas acumuladas este año crecen hasta el 16,72%.

La recogida de beneficios condicionó la negociación bursátil durante toda la jornada, que empezaba con pequeñas ganancias después del cierre neutro de Wall Street y de los avances expresados sobre la situación financiera de Grecia.

El mercado discurrió hasta pasado el mediodía con continuos altibajos, entre 8.250 y 8.350 puntos, sin contar con las favorables expectativas de actividad de China, mientras el petróleo Brent se cambiaba a menos de 111 dólares por barril y el euro cotizaba a menos de 1,37 dólares.

Después de la subasta de deuda a 3 y 6 meses en Portugal, la bolsa, con un escaso volumen de contratación, descendió hacia 8.300 puntos.

El anuncio por el Banco Central Europeo (BCE) de incluir entre las garantías que acepta a cambio de prestar dinero a los títulos de deuda emitidos por los bancos y no negociados en un mercado regulado, apenas tuvo trascendencia en la bolsa.

Mientras se esperaba a que Grecia anuncie más medidas de ajuste y se cifraba en 200.000 millones de euros las necesidades de capital que el FMI calcula para la banca europea, los futuros estadounidenses anticipaban una apertura sin tendencia.

Como suele ser habitual antes de conocerse el resultado de la reunión de la Reserva Federal, la indefinición campaba en Wall Street desde el comienzo de la sesión. Sin embargo, el aumento del 7,7% de la venta de viviendas usadas en los Estados Unidos en agosto alimentaba las ganancias de la plaza neoyorquina.

Al final de la sesión, Wall Street cambiaba de rumbo y registraba pérdidas moderadas, lo que ampliaba la bajada de las plazas europeas, donde destacaba la caída del sector financiero.

Todos los grandes valores bajaron: BBVA, el 3,42%; Banco Santander, el 2,54%; Repsol, el 2,13%; Iberdrola, el 1,91%, y Telefónica, el 1,78%.

Mediaset presidió las pérdidas del IBEX con una bajada del 6,11%, seguida de Sacyr y Gamesa, que cayeron el 4,83% cada una, en tanto que Indra bajó el 4,5%, y ArcelorMittal, el 4,01%.

Solo 3 compañías del IBEX concluyeron con ganancias: Inditex, después de anunciar que había mejorado el 14% su resultado en su primer semestre fiscal, subió el 0,95%, seguida de Abertis, que avanzó el 0,62% en la víspera del inicio de cotización del 5% de su capital, y de Grifols, con un alza del 0,14%.

Antes del cierre del mercado de deuda, la rentabilidad de las obligaciones a diez años española subía tres centésimas respecto a la víspera y se situaba en el 5,38%, mientras que la prima de riesgo aumentaba de 356 a 362 puntos básicos.

Etiquetas