Despliega el menú
Economía
Suscríbete

INCIERTO RUMBO DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

La Bolsa se desploma un 5,94%

Las bolsas europeas también han caído, pero con descensos en el entorno del 2% tanto para París como para Londres y Francfort, mientras que Wall Street ha abierto con descensos del 1,2%.

La Bolsa española retrocedió en la última jornada un 5,94%, su mayor bajada en una sesión desde inicios de noviembre de 2008, y cerró la jornada bursátil en 11.241,70 puntos arrastrada por los miedos sobre la evolución de algunas economías europeas que recorrieron las Bolsas europeas y la apertura en negativo en Wall Street.

El rojo de las caídas tiñó la cotización de casi la totalidad de las empresas que se negocian en el mercado español de renta variable y los "grandes" valores del selectivo Ibex-35 vivieron una sesión de pronunciados retrocesos en los que el Banco Santander -que presentó sus resultados de 2009- bajó un 9,40%, el BBVA un 7,54, Telefónica un 3,44%, Repsol YPF un 3,55 % e Iberdrola un 4,71%.

Así, el principal índice de la bolsa española, el Ibex-35, cedió 646,70 puntos, equivalentes al 5,94%. Las pérdidas anuales se elevan al 14,22%.

En Europa, con el euro en 1,375 dólares, poco antes del cierre de la bolsa española, Milán bajaba el 3,34%; el índice Euro Stoxx 50, el 3,51%; Londres el 2,41; Fráncfort el 2,56% y París, el 2,74%

 

Huida de los inversores extranjeros

El desplome de la bolsa española se debe principalmente a la incertidumbre que pesa sobre la economía española y a la huida de los inversores extranjeros de la renta variable nacional, según opinaron los analistas.

El director del departamento de Renta Variable de Banif, David Cortina, afirmó que el mercado está "castigando con dureza" la debilidad de la economía española, reflejada en el fuerte incremento del déficit público y en el aumento del diferencial de la deuda española con la alemana.

El experto de Banif explicó que los inversores extranjeros están "vendiendo de manera indiscriminada todo lo que huele a España", sin diferenciar entre los valores puramente españoles o las grandes multinacionales con gran parte de su negocio en el exterior.

Este puede ser el caso del Santander, que hoy bajó el 9,4% a pesar de que, según Cortina, presentó unos "buenos resultados" anuales.

En opinión de este analista, en el mercado cunde la sensación de que las autoridades españolas no saben qué hacer para reconducir la situación económica, lo que repercute directamente en la renta variable.

Desde Renta 4, otro experto insistió en que la bolsa española está "cotizando una situación complicada" para la economía, que se ha traducido en una "pérdida de confianza" entre los inversores.

Según esta fuente, la situación tiene "mala pinta a corto plazo" porque se ha puesto "en duda la capacidad de España de sobreponerse a la crisis".

Este analista explicó que la fuerte caída de la cotización de los bancos españoles se debe a que son "grandes acreedores de la economía española" y pueden ser sensibles a un empeoramiento de la coyuntura.

Otras fuentes de Ahorro Corporación añadieron que el aumento del diferencial de la deuda española respecto al bono alemán, fenómeno que se produce por el empeoramiento de las perspectivas de la economía del país, tiene un impacto directo sobre la renta variable.

Para esta casa de análisis, los problemas de la economía española vienen dados por el aumento del déficit público, las grandes necesidades financieras externas, el aumento del desempleo y la falta de "políticas creíbles" para resolver estos desequilibrios.

Etiquetas