Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PESE A HABER SALIDO DE LA RECESIÓN

Semana negra para la bolsa española

La caída del mercado nacional coincidía con un aumento de las pérdidas de las plazas europeas, que acontecía tras conocerse el aumento de la tasa de paro en los Estados Unidos dos décimas en abril, hasta el 9,9 por ciento, y con la caída del precio del petróleo Brent, que bajaba de 80 a 78 dólares por barril.

El parqué madrileño cerró hoy una 'semana negra', marcada por el pánico al contagio de la crisis griega, en la que el Ibex se hundió un 13,78%, su segunda mayor caída semanal de la historia, por detrás de la semana del 6 al 10 de octubre de 2008, cuando la bolsa se desplomó un 21,2%, en pleno auge de la crisis financiera internacional tras la quiebra de Lehman Brothers.

El selectivo, que acumula cuatro semanas seguidas de caídas, cerró las cinco jornadas en 'números rojos', hasta regresar a niveles que no tocaba desde verano de 2009, y eleva su caída anual hasta el 24%.

El descenso semanal ha llevado al Ibex a duplicar en sólo cinco días el recorte anual, ya que hasta el pasado viernes era del 12%, y en sólo cuatro meses acumula más de la mitad de la caída que registró en todo al año 2008 (-39%).

La previsión de los analistas es que la volatilidad continúe en las próximas jornadas, ya que, a su juicio, es necesario que desaparezcan las dudas sobre la debilidad de España para que el Ibex pueda despegar.

Los inversores huyeron esta semana de la bolsa azuzados por los mensajes lanzados desde las agencias de calificación, las instituciones y los rumores. Tras un lunes tranquilo, después de que Grecia solicitase la puesta en marcha del plan de rescate del FMI y la UE, la incertidumbre y el temor volvieron a instalarse el martes en el mercado.

El detonante fue la aparición de un rumor sobre que España podría necesitar una ayuda de 280.000 millones de la Unión Europea y que Fitch podría rebajar el 'rating' de la deuda española.

Pese a que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó de "absoluta locura" y "despropósito descomunal" el rumor y de que la agencia de la calificación negó la revisión, el Ibex no pudo evitar un desplome de más del 5%.

Asimismo, el miércoles la advertencia de Moody's sobre una posible rebaja del 'rating' de Portugal volvió a sembrar las dudas y el mercado lo interpretó como una posible advertencia para España.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, intentó calmar a los mercados esta semana al afirmar que la situación de España y Portugal no es comparable a la de Grecia, pero los inversores continúan sin creer en las fortalezas del mercado español.

Además, la semana también llevó a la prima de riesgo española a marcar niveles máximos y al euro a registrar niveles mínimos. Todas las plazas europeos también cerraron la semana con fuertes descensos, aunque el Ibex fue uno de los mercados que registró una peor evolución.

Los valores más castigados

El sector financiero y el de construcción fueron los más perjudicados por los descensos. En concreto, Sacyr Vallehermoso perdió un 23,30%, seguido de Banco Popular (-10,46%), Banco Santander (-19,27%), BBVA (-10,23%), Abengoa (-17,12%), Ferrovial (-16,83%), Iberia (-16,38%), Bankinter (-15,16%), Iberdrola (-14,81%), Banesto (-13,72%) y Repsol YPF (-12,33%).

Gas Natural, por su parte, cedió un 10,40%, aunque la compañía energético anunció esta semana que acumula una rentabilidad por dividendo del 6,2%, por delante de Telefónica, que cayó un 9,78%.

Entre los valores que menos cayeron situaron: Enagás (-9,62%), Endesa (-9,57%), ACS (-0,56%), Banco Sabadell (-8,90%), Criteria (-8,58%), Inditex (-8,41%), Iberdrola Renovables se dejó un 7,92%), por delante de Indra (-6,82%), BME (-4,52%), Ebro Puleva (-4,14%) y Grifols (-2,93%).

Etiquetas