Despliega el menú
Economía

CRISIS BURSÁTIL

El Ibex baja el 0,87%, pero mantiene los 13.000 puntos

Pizarro afirma que las caídas de las bolsas muestran la poca confianza de los mercados en la economía.

La bolsa española bajó el 0,87% pero mantuvo el nivel de 13.000 puntos, perjudicada por la caída de los grandes valores y la incertidumbre sobre la marcha de la economía mundial. Así, el principal índice del mercado nacional, el Ibex-35, bajó 114,40 puntos, equivalentes al 0,87%, hasta 13.026,70 puntos. Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid cedió el 0,5%; el Ibex Small Caps, el 0,84%y el Ibex Medium, el 0,42%.

En Europa, con el euro a 1,479 dólares, Milán subió el 0,11% y Fráncfort, el 0,03%, mientras que Londres perdió el 1,36% y París, el 0,61%. La bolsa española empezó la sesión con una bajada cercana al 2% que le hizo perder el nivel de 13.000 puntos y le acercó a 12.850.

La caída del 1,4% de Wall Street el viernes, junto a la bajada de las plazas asiáticas esta madrugada -Tokio cayó el 4% y Hong Kong, el 4,25% - forzaban el mal comienzo del mercado español y de las bolsas europeas.

Se debilitaba el efecto de la rebaja de los tipos de interés y de los planes de la presidencia estadounidense para animar la economía que habían detenido el descalabro bursátil la semana anterior.

Además, en el Foro de Davos se habían lanzado mensajes que incidían en la gravedad de la situación económica mundial y en la necesidad de coordinar medidas para atajar sus males, y Fortis anunciaba que las hipotecas de alto riesgo lastrarían sus cuentas en unos 1.000 millones.

La mañana transcurrió con continuos altibajos e intentando superar en varias ocasiones el nivel de 13.000 puntos, en lo que influyó el informe del Bundesbank -banco central alemán- sobre la disminución del crecimiento en Alemania en el último trimestre del año y la caída de ocho décimas del dinero en circulación en la zona euro, al 11,5%.

La apertura al alza de Wall Street duró poco y se desvaneció la reducción de pérdidas de la bolsa, que volvía a 12.850 puntos después de recibir con desagrado los resultados de Verizon y de McDonalds.

Pese a la caída del 4,7% de la venta de viviendas nuevas en EEUU en diciembre, que ayudaban a que la cotización del euro se elevara a 1,48 dólares y a que el petróleo Brent descendiera hacia 90 dólares, Wall Street conseguía ganancias y la bolsa española aminoraba sus pérdidas para cerrar por encima de 13.000 puntos.

Todos los grandes valores del mercado bajaron. Iberdrola, el 2,25%; Telefónica, el 1,22%; BBVA, el 1,06%, perjudicado por un informe negativo; Banco Santander, el 0,83%, y Repsol, que venderá más capital de YPF, el 0,28%.

Banco Popular lideró las pérdidas del Ibex con un retroceso del 3,04%, con lo que liquidó parte de las ganancias de la semana anterior, mientras que Abengoa, que también fue objeto de la recogida de beneficios, cedió el 2,88%; Sacyr, el 2,45%, seguida de Iberdrola y Gamesa, el 2,12%.

La mayor subida del Ibex correspondió a Inmobiliaria Colonial, el 13,99%, por los rumores de que podrían presentar una opa por la compañía a 2,4 euros por acción.

FCC subió el 3,76% tras conseguir un contrato de obras en el metro de Barcelona, mientras que Indra ganó el 3,39%; Red Eléctrica, el 2,98%; Grifols, el 2,57%, y BME, el 2,26%, por los planes de integración de los mercados de futuros estadounidenses de Chicago y Nueva York.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba tres centésimas y se situaba en el 4,13%, en tanto que el efectivo negociado se situó en 5.634 millones de euros, de los que algo menos de 2.000 procedieron de operaciones pactadas por inversores institucionales.

De los sectores del mercado madrileño solo subió bienes de consumo, el 0,1%. Bajaron tecnología, el 1,13%, servicios de consumo, el 1,11%; petróleo, el 1,09%; materiales básicos, el 0,94%, y servicios financieros, el 0,89%.

Pizarro: "Las bolsas marcan tendencias"

El número dos de la candidatura del PP en Madrid, Manuel Pizarro, ha dicho que las caídas generalizadas de las bolsas de todo el mundo muestran una "falta de confianza" de los mercados financieros en la coyuntura económica.

En declaraciones, Pizarro señaló que "la Bolsa, que consiste en miles de analistas en todo el mundo que gestionan el ahorro de miles de inversores muy exigentes, lo que marcan son tendencias, y reaccionan con más nerviosismo que el ciudadano normal", de modo que si reaccionan como lo están haciendo estos días, añadió, es que hay un problema.

Según el ex presidente de Endesa, la situación de la bolsa muestra que existe una falta de confianza de los mercados en la situación económica actual y, en su opinión, "una vez que se tiene un diagnóstico, hay que reaccionar sin hacer trampas, anticiparse y no negar la realidad".

Pizarro recomendó a los inversores "tranquilidad", de tal modo que el inversor que esté obteniendo beneficios pero "se asuste" puede considerar vender y retirarse, mientras que para el que tenga activos en valores consolidados del mercado lo mejor es mantenerse y seguir cobrando el dividendo.

Etiquetas