Despliega el menú
Economía

CRISIS

El Gobierno subraya que el plan de la UE "sienta las bases para la recuperación del crecimiento y el empleo"

El Gobierno saludó el 'Plan Europeo para la Recuperación Económica' hecho público por la Comisión Europea y destacó que "sienta las bases para la recuperación del crecimiento y el empleo de las economías" del continente, en un comunicado difundido por el Palacio de la Moncloa.

Tras conocerse el plan europeo, que prevé estímulos fiscales por 200.000 millones de euros, en su mayoría salidos de los presupuestos nacionales, el Ejecutivo afirmó que "algunas de las medidas propuestas por la Comisión ya han sido aprobadas por el Gobierno" y que "otras serán anunciadas en breve como medidas integrantes del Plan Español", que será presentado en el Congreso por el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero.

Además, el Gobierno destacó que el plan europeo deja claro que para maximizar su potencial el impulso fiscal debe afectar a áreas prioritarias de la Estrategia de Lisboa: estímulo del empleo, impulso a la inversión en infraestructuras, inversión en I+D+i y educación y apoyo al desarrollo automóviles con bajas emisiones y a la eficiencia energética.

Zapatero ya adelantó que el plan español, que se concentrará en promover la inversión pública productiva, se concentraría en las prioridades de la llamada Estrategia de Lisboa, que fue aprobada por la UE en 2000 para impulsar la modernización económica.

El plan anunciado por Bruselas será presentado al Consejo Europeo para su aprobación por los jefes de Estado y Gobierno de la UE en el Consejo Europeo de los días 11 y 12 de diciembre.

El Ejecutivo destacó que la iniciativa europea pretende "estimular a corto plazo la demanda y la confianza de los consumidores y "reducir el impacto del ajuste sobre las personas y trabajadores más afectados por el empeoramiento de la economía", además de "reforzar el potencial competitivo de Europa" y acelerar el cambio de modelo hacia una economía con bajas emisiones de carbono.

De hecho, el plan deja claro que el impulso fiscal debe complementarse con reformas estructurales para aumentar el potencial de crecimiento de la economía y, en concreto, con mejoras en el funcionamiento de los mercados de productos y servicios, medidas en los mercados laborales y reducciones en las cargas regulatorias y administrativas. 

Se puede superar el 3% de deficit

 

Además, la Comisión afirma en su documento que es consciente de que este impulso fiscal necesario puede suponer que algunos países superen temporalmente el déficit del 3 por ciento del PIB establecido como referencia en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

En todo caso, recordó que la respuesta a la crisis económica "debe ser coordinada entre los miembros de la Unión Europea" y subrayó que la iniciativa de Zapatero de convocar una cumbre del Eurogrupo "sirvió para estabilizar la situación de los mercados financieros en un momento crítico" y dio pie a un "modelo exitoso de actuación".

El Gobierno puso de relieve por último, que Bruselas ha destacado que las dificultades actuales son consecuencia de la crisis financiera y que reclama "una respuesta rápida y decisiva".

Etiquetas