Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AYUDAS A LOS PARADOS

El Gobierno propone que reciban los 420 euros los parados que se quedaron sin ingresos el 1 de junio

El Gobierno ha propuesto a los sindicatos que la ayuda de los 420 la reciban los parados que se hayan quedado si prestación ni ingresos suficientes desde el 1 de junio, dos meses antes de lo que marcaba la propuesta inicial. CC.OO. y UGT, por su parte, han calificado la medida de "insuficiente". El Ministerio de Trabajo ha aceptado así revisar los términos de la ayuda de los 420 euros que desde su puesta en marcha el pasado 17 de agosto ha sido objeto de polémica porque sólo beneficia a los parados sin ingresos que hubieran agotado la prestación desde el 1 de agosto. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha pedido que la ayuda se otorgue a todos los parados, y "como mínimo" a los que dejaron de recibir prestaciones el 1 de enero, además de rebajar la cifra del 17 por ciento de paro por debajo de la que dejaría de otorgarse la prestación. Por su parte, el secretario de Acción Sindical de CC.OO., Ramón Górriz, ha calificado de "muy insuficiente" la nueva propuesta del Ejecutivo.

Gobierno y sindicatos estuvieron reunidos este lunes hasta poco antes de la medianoche para negociar la nueva ayuda. El Ministerio que dirige Celestino Corbacho propuso que recibieran la ayuda los parados que se hubieran quedado sin ingresos desde el 1 de junio, pero los sindicatos rechazaron la propuesta por insuficiente. Fuentes del Ministerio de Trabajo han señalado que el Gobierno hará extensiva a los Grupos Parlamentarios la propuesta presentada a los sindicatos y subrayaron la voluntad del Ejecutivo de convalidar el decreto en el Congreso "con el máximo consenso posible".

Cándido Méndez ha advertido de que con la nueva propuesta del Ejecutivo muchos parados que tenían contrato temporal y que ya no tienen ingresos se quedarán fuera de la ayuda de los 420 euros mensuales. Según ha señalado en declaraciones a TVE, si el objetivo de la medida es el de cubrir al máximo el número desempleados que hayan agotado la prestación por desempleo, el plazo que habría que manejar no podría ser en ningún caso el planteado por el Gobierno (1 de junio) ni mucho menos el 1 de agosto, tal como figuraba en la propuesta original de Decreto Ley.

El dirigente sindical ha recordado que en términos de paro fueron los trabajadores temporales los primeros afectados por la crisis, por lo que si el plazo para cobrar la prestación se adelante al 1 de junio, muchos de ellos quedarían excluidos. Ha pedido por lo tanto que la vigencia de traslade al 1 de enero "como mínimo".

En cualquier caso, Méndez ha señalado que aunque el Gobierno está consultando a los sindicatos, son los Grupos Parlamentarios lo que tienen un papel importante en cómo quedará esta ayuda, y ha confiado en que puedan llegar a un consenso "unánime" cuanto antes. "Ojalá sea así y como mínimo que se incorpore la fecha de 1 de enero", ha indicado el dirigente de UGT, que ha considerado "ilógico" que la ayuda de 420 euros sólo quiera mantenerse mientras la tasa de paro no baje del 17 por ciento. "Debería rebajarse ese límite", ha dicho el sindicalista, ha asegurado que a partir del mes de agosto volverá a aumentar el desempleo en España.

La CEOE responsable

Por otro lado, y en relación con el diálogo social, Méndez ha atribuido la responsabilidad de la ruptura del proceso a los representantes de la CEOE y ha acusado al presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, de efectuar declaraciones "contradictorias" en las últimas semanas, pidiendo primero bajar los salarios y luego retractándose. Méndez ha pedido a Díaz Ferrán que sea "coherente y claro" y le ha instado a desbloquear los 1.500 convenios colectivos que quedan pendientes de firmar para este año como paso previo para recuperar el proceso de diálogo social que, en su opinión, en una primera fase debería ser bilateral y centrarse en la negociación colectiva.

En cuanto a las peticiones empresariales para que se baje o congele el salario de los funcionarios, el líder de UGT se ha mostrado "radicalmente en desacuerdo" y ha señalado que sobre los empleados públicos pesa la "leyenda urbana" de que cobran salarios elevados y tienen "trabajo para toda la vida", cuando no es así en ningún caso, pues muchos cobran menos de 1.000 euros y están sometidos a mucha precariedad, sobre todo en ayuntamientos y administraciones autonómicas.

Por otro lado, Ramón Górriz, ha calificado en declaraciones a Punto Radio de "muy insuficiente" la nueva propuesta del Ejecutivo de adelantar el plazo al 1 de junio. Górriz ha asegurado que la medida "más apropiada" para ayudar a los desempleados sin ingresos sería reconocer la prestación con derecho "subjetivo y universal" a todos los trabajadores que hayan perdido las prestaciones.

Górriz ha pedido que la ayuda se prolongue durante todo el período que dure la crisis, porque la retroactividad hasta junio es "insuficiente" y deja fuera a casi 500.000 desempleados. Según ha dicho, actualmente un millón de personas no reciben ningún tipo de prestación, y esta cifra podría aumentar en 400.000 personas si no se crea algún tipo de ayuda.

Acerca de los fondos necesarios para esta ayuda, el secretario de Acción Sindical ha señalado que el mejor gasto que se puede hacer es el gasto social, porque evita la exclusión social. "Mal se puede defender que no hay dinero para esto y sí para otras cosas", ha denunciado.

Etiquetas