Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PARA CAMBIAR LA IDEA DE "PAÍS EN CRISIS"

El Gobierno pide a Telefónica y Santander que abanderen la defensa de la imagen exterior de España

El Gobierno ha pedido a las grandes multinacionales españolas, encabezadas por el grupo Telefónica y el banco Santander, que abanderen una campaña para mejorar la imagen de España en el exterior, empañada a raíz del brusco frenazo que está experimentando la economía española, informaron en fuentes gubernamentales.

Además de las medidas anticrisis puestas en marcha por el Ejecutivo para atemperar las consecuencias de la fuerte desaceleración económica y de las iniciativas desplegadas a nivel gubernamental -a través del ICEX- y diplomático en los mercados exteriores para potenciar la marca 'España', el Gobierno considera que no hay nada más efectivo que implicar a los primeros espadas del empresariado español en defensa de la buena imagen del país en el extranjero.

Para el Gobierno, nadie mejor que el Santander, segundo banco de Europa por capitalización y tercero del mundo occidental, y que Telefónica, la cuarta operadora del mundo por valor bursátil, ambos con fuerte presencia exterior --incluidos países de influencia anglosajona--, para poner de manifiesto la solvencia de la economía y de las empresas españolas.

A favor de la iniciativa juega la afinidad personal que el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene con los presidentes de Santander, Emilio Botín, y de Telefónica, César Alierta. Ambos se han mostrado receptivos a la propuesta y partidarios de ejercer como portaestandartes de la buena imagen del país y de su política económica, que ha contribuido en cierta medida a colocarlos en lo más alto del podium del empresariado mundial.

En una segunda línea estarían otras multinacionales españolas también con fuerte y creciente presencia internacional, como BBVA, Repsol, Iberdrola, Endesa, Gas Natural, Inditex o Ferrovial, ejemplos también de la pujanza de las empresas españolas en los mercados exteriores.

Las empresas están de acuerdo con la iniciativa porque, entre otras cosas, ellas sufren directamente el descrédito que algunos líderes de opinión pública mundial están sembrando sobre la imagen de España y la situación de su sistema financiero y sus empresas, poniendo en entredicho el modelo económico y los progresos logrados hasta la fecha y certificando el fin del llamado 'milagro económico español'.

En el Gobierno se tiene la convicción de que, dado que la situación económica real de España es mejor de lo que se cree en el exterior y de lo que publican algunos de los principales medios financieros internacionales, es preciso llevar a cabo una campaña que contribuya a transmitir la verdadera imagen del país y su potencial de crecimiento futuro.

El Ejecutivo considera que a este objetivo no ha ayudado nada los análisis y las críticas vertidas por algunos medios de prestigio internacional, que se han cebado especialmente con la situación española, haciendo hincapié en el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y en el deterioro de todos los indicadores, en especial el empleo, cuando hace unos años alababan el modelo de crecimiento.

El presidente del Gobierno afirmó el pasado jueves en el Consejo de Ministros extraordinario que la economía española resiste mejor los embates de la crisis que el resto de países de la zona euro, e incidió en que las dificultades actuales que atraviesa son consecuencia de la crisis financiera internacional derivada de la crisis 'subprime' estadounidense.

Etiquetas