Despliega el menú
Economía

ENERGÍA

El Gobierno pide subir la temperatura en los comercios para ahorrar energía

El ministro de Industria, Miguel Sebastián adelantó ayer que esta medida, incluida en el Plan Energético, se podría tomar "de manera inmediata".

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, avanzó ayer que una de las primeras medidas que se podría adoptar en el marco del nuevo plan de ahorro energético es subir la temperatura de las superficies comerciales, para "salir con una buena compra, pero no con un buen catarro".

En declaraciones a los medios antes de su intervención en la asamblea de Asedas, la patronal de los supermercados, Sebastián calificó el plan de ahorro energético anunciado el pasado martes como "bastante potente" y rechazó que sea improvisado. "Llevamos cerca de un mes trabajando en él", apuntó. Sebastián respondía así a las crítica de CiU que considera el Plan Nacional de Ahorro Energético anunciado por el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, demuestra que el Gobierno "sigue improvisando en política energética".

En su intervención en la asamblea de Asedas, Sebastián pidió la colaboración del sector en el nuevo plan y apuntó que la primera medida que se podría tomar de "forma inmediata" sería elevar la temperatura en las superficies comerciales en las que "sea posible".

Insistió en las ventajas económicas y medioambientales de disminuir el consumo energético, y dijo que "al ahorrar energía, contribuimos a mejorar la renta nacional. Cada vez que subimos un grado la temperatura del aire acondicionado, España gana".

El titular de Industria se mostró confiado en poder cumplir el objetivo del plan anunciado ayer: reducir un 10% las importaciones de petróleo en dos años.

"Nos gustan los retos y sabemos que es posible hacerlo", afirmó Sebastián, quién recordó su intención de adelantar el cumplimiento del objetivo europeo de reducir un 20% el consumo energético de aquí a 2020.

Multa a Endesa

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, rehusó valorar la sanción de 21 millones de euros impuesta por la Generalitat catalana a Fecsa Endesa -que tendrá que pagar 10 millones- y Red Eléctrica de España (REE) -que desembolsará 11 millones- por el apagón que afectó a a 323.337 usuarios de Barcelona y ciudades colindantes el pasado verano, por tratarse de una competencia del Gobierno autónomo.

"Es una competencia de la Generalitat, la Generalitat considera que es la multa que les corresponde y no tengo nada que comentar", declaró el ministro.

Etiquetas