Despliega el menú
Economía
Suscríbete

MACROECONOMÍA

El Gobierno da luz verde a la rebaja de 400 euros, su última medida "de calado"

Los contribuyentes notarán en la nómina de junio la primera deducción de 200 euros en las retenciones, correspondiente a los seis primeros meses del año, mientras que los 200 euros restantes se repartirán en las nómicas de julio a diciembre.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que todas las medidas comprometidas por el Ejecutivo para reactivar la economía cuentan con el dinero suficiente para acometerlas, aunque insistió en que no hay montante para nuevas actuaciones discrecionales. "No nos podemos permitir otras medidas" de esta índole "que no estén previstas y que puedan ser de mucho calado", señaló la vicepresidenta en la rueda de prensa del Consejo de Ministros, tras anunciar la aprobación del Real Decreto que modifica el Reglamento del IRPF para hacer efectiva la deducción fiscal de 400 euros, que costará 6.000 millones de euros a las arcas públicas.

Fernández de la Vega aseguró que "no ha habido ni un solo compromiso" del Gobierno sobre el que no se haya revisado su viabilidad financiera, y en este sentido subrayó que está asegurado el dinero necesario para las prestaciones por desempleo, las inversiones en infraestructuras y de otros compromisos como la renta básica de emancipación o partidas destinadas a la dependencia.

Explicó que, según el Real Decreto, los contribuyentes notarán en su nómina de junio la primera reducción de 200 euros en sus retenciones, correspondiente a los seis primeros meses del año, mientras que los 200 euros restantes se repartirán en las nóminas de julio a diciembre.

A partir de 2009, la deducción fiscal de 400 euros se dividirá entre las doce nóminas mensuales.

De la Vega defendió el "rigor" del vicepresidente segundo, Pedro Solbes, que, en su opinión, cuando ayer anunció que no hay margen de maniobra para adoptar nuevas medidas discrecionales, lo hizo con su "buen criterio de control del gasto público" y con el "realismo que siempre practica".

"Las cuentas que ha hecho nuestro vicepresidente económico son tan solventes como siempre", señaló De la Vega, quien expresó su confianza en que la inyección de 6.000 millones de euros que supone esta rebaja fiscal sirva para "mejorar la economía de las familias y también el ritmo y la vitalidad de crecimiento económico".

Según la reseña del Consejo, este ahorro para los contribuyentes de 6.000 euros supone el 0,9 por ciento de la renta disponible de las familias.

En cuanto a los contribuyentes que ejerzan actividades económicas, la medida se materializará en una reducción del importe de los pagos fraccionados trimestrales de hasta 200 euros en el pago fraccionado a presentar en julio y cien euros en cada uno de los siguientes: octubre 2008 y enero 2009.

Para estos contribuyentes, la cantidad no consumida en un trimestre se podrá deducir en el siguiente del mismo ejercicio 2008. En el Real Decreto aprobado hoy también se incluye la modificación del concepto de rehabilitación para ampliar los supuestos en los que se aplica una deducción fiscal por rehabilitación de vivienda habitual.

Así, con aplicación desde el 1 de enero de 2008, se considerarán rehabilitación las obras realizadas en un edificio si su coste supera el 25 por ciento del precio de adquisición del inmueble, sin incluir, como hasta ahora, el precio del suelo.

Se modifica también el Reglamento del Impuesto para regular el concepto de "rehabilitación de vivienda", cuando tenga por objeto la reconstrucción de la misma mediante la consolidación y el tratamiento de las estructuras, fachadas o cubiertas y otras análogas, de forma similar al establecido en el IVA.

Etiquetas