Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS

El Gobierno y el BCE animan a confiar en el sistema bancario

En la sesión de control al Gobierno en el Senado, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, señaló que en Estados Unidos había defendido con "orgullo" que España cuenta con un "muy buen" sistema financiero y puso como ejemplo que el Banco Santander ha acudido al rescate de entidades financieras en Inglaterra.

El Gobierno defendió este martes la salud del sistema financiero español y la tranquilidad que pueden tener los ciudadanos con respecto a sus ahorros, mientras que el consejero del Banco Central Europeo (BCE) José Manuel González Páramo aseguró que se protegerá al sistema financiero internacional.

En la sesión de control al Gobierno en el Senado, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, señaló que en Estados Unidos había defendido con "orgullo" que España cuenta con un "muy buen" sistema financiero y puso como ejemplo que el Banco Santander ha acudido al rescate de entidades financieras en Inglaterra.

Mientras, recordó, en EEUU, desde verano de 2007, diecisiete bancos han sido intervenidos o están en quiebra, y en Europa, cinco entidades en Alemania, cuatro en el Reino Unido, dos en el Benelux y otros tantos en Dinamarca han sufrido algún tipo de intervención o toma de control parcial.

Su ministro de Economía, Pedro Solbes, señaló, durante la presentación del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2009, que los ciudadanos pueden estar "muy tranquilos" porque sus ahorros no corren peligro en las entidades financieras españolas.

Solbes insistió en la solvencia de bancos y cajas y recordó que España dispone de un importante mecanismo para la protección de los ahorros que ya respondió bien en anteriores crisis.

Preguntado sobre si el Ejecutivo se plantea "rescatar" a alguna entidad, apuntó que "todas las partes implicadas" siguen de forma "discreta" la evolución del sistema financiero desde julio de 2007, y agregó que si algún día fuera necesario tomar decisiones al respecto, las tomará.

"Estamos convencidos de que el sistema español no tiene ningún peligro", aseveró Solbes, quien dijo que aunque éste sufre "tensiones de liquidez" está "razonablemente cómodo" y su situación no puede ser comparable a la de otros países, a lo que añadió que dispone de margen suficiente para obtener recursos.

Señaló también que las provisiones cíclicas a las que obliga el Banco de España y la evolución de las emisiones de activos permiten pensar que las entidades financieras españolas no han tenido activos "tóxicos" de ningún tipo.

Por su parte, González Páramo también quiso infundir confianza en el sistema financiero.

"Los participantes en el mercado harían bien en escuchar el compromiso de los responsables nacionales de finanzas, de los reguladores y de los bancos centrales de las mayores economías del mundo en que se tomarán medidas cuando sea necesario, individual y colectivamente, con el fin de proteger la integridad del sistema financiero internacional y facilitar el buen funcionamiento de los mercados", agregó.

Además, reconoció que las tensiones financieras no sólo no han terminado todavía, sino que se han "intensificado" de nuevo en las últimas semanas, pero aseguró que la vuelta a la normalidad es "nuestra primera prioridad".

En una conferencia sobre la situación de los mercados organizada por Euromoney, se mostró "convencido" de que en 2009 las condiciones de los mercados financieros se habrán tranquilizado, gracias entre otros factores a que los bancos centrales "seguirán trabajando de forma conjunta y estrecha".

Por su parte, el director del Servicio de Estudios del BBVA, José Luis Escrivá, aseguró que los españoles pueden estar tranquilos con la solvencia de los bancos, porque su negocio es muy diferente del de las entidades estadounidenses, menos centradas en la banca minorista.

Escrivá recordó que la morosidad de la banca española "es mucho menor" y no está contaminada por las hipotecas basura.

Etiquetas