Despliega el menú
Economía

ESTAMOS ANTE UNA CRISIS "MUY COMPLEJA"

El Gobierno afirma que las viviendas de Martinsa-Fadesa se terminarán o se devolverá el dinero

El vicepresidente económico admite que el Gobierno buscó un cauce para conceder un crédito a la inmobiliaria aunque recuerda que el ICO no puede prestar "dinero para funcionar".

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, intentó tranquilizar a las 12.500 familias que han adquirido una casa pendiente de construcción a Martinsa-Fadesa, al asegurar que "las viviendas se van a terminar" o se devolverán las aportaciones entregadas como adelanto. Un día después de que la matriz presentara la solicitud de concurso de acreedores, seis filiales de Martinsa-Fadesa (Jafemafe, Inmobiliaria Mar Plus, Fecler, Inomar, Rown Plannig Consultores y Construcciones Pórtico) hicieron lo propio ante el Juzgado de lo Mercantil de La Coruña.

El juzgado ha dado un plazo de diez días a la inmobiliaria para que complemente la documentación aportada en la suspensión de pagos para determinar si la declaración de concurso es procedente. Fuentes de la compañía informaron además que "no se plantean" la posibilidad de perdir al juez que anule la operación de compra-venta de Fadesa, una posibilidad reflejada en la Ley Concursal.

Por otro lado, el comité de empresa se reunirá el lunes en Madrid con la dirección de la compañía para para negociar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectará a un total de 234 trabajadores, el 26,5% de su plantilla.

Hasta ahora, la empresa ofrece 25 días por año trabajado, muy lejos de los 45 días que piden las centrales. Solbes admitió que Ejecutivo intentó "echar una mano" a la inmobiliaria a través del ICO aunque no fue posible al no encontrar un proyecto que encajase dentro de las líneas de avales de la institución.

No obstante, matizó que los 150 millones del crédito que la empresa solicitó al ICO no eran el problema sino la multimillonaria deuda que arrastra la compañía Solbes reconoció, en una entrevista a Punto Radio, que el Gobierno conocía las dificultades de la empresa "desde hace tiempo" y que se le trasladó la intención de echar una mano "en la medida que fuera posible" porque "somos los primeros interesados en que estas cosas no sucedan".

No obstante, volvió a reiterar que no es "excesivamente partidario" de que el sector público intervenga para resolver los problemas de las empresas privadas que, como Martinsa-Fadesa, asumieron riesgos que pudieron ser "excesivos".

Por su parte, la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, pidió tranquilidad a los 880 empleados de la inmobiliaria y a los afectados por el ERE, al recordarles que, pese a la suspensión de pagos, la empresa "no cierra". Corredor señaló, en declaraciones a la Ser que el concurso presentado por Martinsa-Fadesa "no implica que se vayan a incumplir los contratos". "La empresa va a seguir trabajando, no cierra", enfatizó la ministra, tras advertir que el Gobierno seguirá "de cerca el ERE".

En este sentido, el ministro de Trabjo e Inmigración, Celestino Corbacho, aseguró que su departamento no tiene una predisposición "ni a favor ni en contra" del ERE, que estudiará "en profundidad". Corbacho que participó en los actos del 120 aniversario de UGT señaló que, "si el expediente reúne todos los requisitos que establece la legislación, lo tomaremos en consideración y habrá la resolución que corresponda", e insistió en que la suspensión de pagos "no quiere decir que el empleo en la empresa vaya a desparecer.

Una crisis "muy compleja"

Sobre la situación económica general, ha dejado a un lado la 'guerra semántica' en torno al término crisis y, más realista, ha apuntado que estamos ante la crisis "más compleja" que hemos vivido nunca. Otro dato más que viene a confirmarlo es el de inflación europea y su comparativa con España.

Los precios de la eurozona se colocaron en junio en el 4% interanual, un nuevo máximo histórico, frente al 1,9% registrado en junio de 2007. En términos mensuales el incremento fue de cuatro décimas, según los datos publicados por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

En el conjunto de la Unión Europea, la inflación alcanzó el 4,3%, frente al 4% interanual de mayo y el 2,1% registrado hace doce meses. En términos mensuales, la inflación repuntó cuatro décimas. De este modo, el diferencial de precios de España con la zona euro ha aumentado una décima en junio, y se sitúa en 1,1 puntos.

Etiquetas