Despliega el menú
Economía
Suscríbete

RECONFIGURACIÓN DEL VOTO EN EL ORGANISMO

El FMI aumenta la cuota de poder de España

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó un "histórico acuerdo" para reconfigurar el reparto de voto y dar más poder a los países emergentes. La reforma ha supuesto una mejora para España cuya cuota sube un 2%.

Dominique Strauss-Kahn, presidente FMI
El FMI pide a España reformas "amplias y de largo alcance"

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy un "histórico acuerdo" para reconfigurar el reparto de voto y dar más poder a los países emergentes, como China, que se convierte en el tercer país más poderoso en el organismo.

El FMI cumple así el compromiso alcanzado en la última reunión ministerial del G-20 en Corea del Sur de trasvasar el 6% del poder de voto de los países desarrollados a los emergentes. Otro seis 6% debe pasar de países con mas representación a otros con menor cuota.

Este cambio, que afectará a la composición de los países que se sientan en el Consejo Ejecutivo del Fondo, fue calificado de "histórico" por el director ejecutivo del FMI, Dominique Strauss-Kahn.

Como parte de la reforma, los países tendrán que duplicar sus aportaciones al fondo, hasta alcanzar los 755.700 millones de dólares. Los cambios aprobados otorgan a China una cuota del 6,4%  frente al 2,9 que poseía antes de la reunión, cuando ocupaba el sexto puesto en la institución.

El gigante asiático se posiciona ahora únicamente por detrás de Estados Unidos y Japón, y aventaja en poder a Alemania, Francia y el Reino Unido, que antes estaban por delante. Otro de los grandes beneficiados es Brasil, cuya cuota escala desde el 1,4 hasta el 2,3%, lo que le convierte en el décimo país en importancia en el Fondo, donde antes ocupaba la decimoséptima posición.

México también logra un salto de poder, al pasar de la decimonovena a la decimocuarta posición con un aumento en su cuota del 1,2 anterior al 1,8%. Por su parte, India sube del puesto decimotercero al octavo, con una cuota del 2,7%, mientras que Rusia asciende una posición, hasta la novena, también con un 2,7.

Entre los países desarrollados, destaca la situación de España, que a diferencia de otros mejora su cuota hasta el 2%, con lo que pasa del puesto décimo quinto al décimo tercero.

En una conferencia de prensa posterior a la reunión, Strauss-Kahn aseguró que "los nuevos cambios en la economía global se verán ahora reflejados en cambios en el Fondo".

El acuerdo, aseguró, es "la revisión más fundamental del gobierno del Fondo en sus 65 años de vida", y representa "el mayor cambio de influencia a favor de los mercados emergentes y los países en vías de desarrollo", lo que permitirá "reconocer su papel creciente en la economía global".

Con la aprobación, el FMI llega con los deberes hechos a la cumbre de jefes de estado del G-20, que se celebrará el jueves en Seúl (Corea del Sur).

Pese al avance que supone la decisión adoptada hoy, la aplicación completa de los cambios puede tardar años, dado que deben ser aprobados por el Consejo de Gobernadores del FMI y por los parlamentos nacionales de algunos países.

Por ello, el organismo pidió a los miembros que desplieguen sus "mejores esfuerzos" para completar ese proceso antes de la Asamblea Anual del 2012.

Los Gobiernos europeos, además, deben decidir qué dos países pequeños renuncian a su silla en el Consejo del Fondo para entregárselas a los países infrarrepresentados, como acordaron los ministros en Corea. Europa contaba con ocho de las 24 sillas del Consejo, y tras su renuncia tendrá seis. En esta cifra no entra España, que comparte su silla de manera rotatoria con México, Venezuela Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua y Honduras.

Etiquetas