Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

El éxito empresarial, según Romero

Sacme entregó sus diplomas a los 37 emprendedores que pondrán en marcha nuevos proyectos.

Luis Romero, durante su intervención en la clausura del acto del Sacme.
El éxito empresarial, según Romero
VíCTOR LAX

Ahorrar y vivir por debajo de las posibilidades, cumplir siempre los compromisos adquiridos, autofinanciarse, no meterse en negocios que no son de tu sector y que no controlas (llevar a gala aquello de "Zapatero a tus zapatos" y "No te metas en camisa de once varas") y sobre todo, trabajar mucho y mantener la ilusión, la inquietud y el interés por aprender y mejorar constantemente fueron algunas de las pautas que ayer ofreció Luis Romero, uno de los propietarios del Grupo Romero (salones de peluquería, formación, asesoría y productos), para encarar la puesta en marcha de una empresa. O al menos, esta filosofía y forma de ver los negocios es la que les ha servido a ellos (Luis y sus hermanos) para lograr que una peluquería clásica haya dado paso a un grupo empresarial que ha diversificado sus líneas de negocio y ha cumplido ya medio siglo de vida.

Sacme entregó sus diplomas

Se ha convertido en una tradición. Cada año, la entrega de diplomas de Sacme (Servicio de Apoyo a la Creación de Microempresas) finaliza con la charla-conferencia de un conocido empresario de la tierra que aporta su experiencia y cuenta cuál ha sido su trayectoria, qué dificultades tuvo que sortear y da consejos a los emprendedores que han tenido el valor y la osadía de lanzarse a la aventura de crear su propio puesto de trabajo. Y este año le tocó a Luis Romero.

El conocido peluquero contó su trayectoria desde sus inicios y explicó cómo la vida en su pueblo (Mochales, Guadalajara) y su propio padre le habían marcado y le habían enseñado algunos valores que le fueron luego muy útiles en su desempeño empresarial: la agilidad para innovar, el concepto de valor añadido, el espíritu emprendedor... Sin olvidar el interés por conocer lugares nuevos, por salir al exterior, que llevó a los Romero a embarcarse en los años noventa en una de las aventuras más apasionantes y curiosas de toda su trayectoria: el salto a Rusia. En Moscú, donde permanecieron durante casi quince años abriendo escuelas y salones de peluquería, aún conservan un centro de enseñanza.

En la misma época, pusieron en marcha una red de escuelas -con su firma Pivot Point- para la enseñanza de peluquería y estética, una línea de negocio que con el tiempo se ha convertido en la más importante del grupo.

Todo esto lo contó Romero en un entorno muy propicio: el de un grupo de emprendedores que ha optado por la actividad empresarial (aunque sea micro) para afrontar su futuro profesional.

El Sacme, un servicio que gestiona la CEZ (Confederación de Empresarios de Zaragoza), con el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza y la Diputación Provincial de Zaragoza, clausuró ayer su curso con la entrega de los diplomas a los 37 proyectos empresariales seleccionados este año.

El presidente de CEZ, Javier Ferrer, recordó que desde la puesta en marcha del Sacme, en 1996, se han realizado 7.925 asesorías y se ha impulsado la creación de 567 iniciativas. Este año se presentaron 94 proyectos, de los que se han seleccionado 37, un número similar al del año pasado, que fueron elegidas 40 iniciativas. El número de empresas que siguen funcionando, desde que el servicio comenzó a funcionar, es de 309.

Etiquetas