Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PLAN DE RESCATE

110.000 millones para salvar a Grecia

Los ministros de la UE dan vía libre al mecanismo de ayuda al país heleno a cambio de un duro plan de austeridadA España le corresponde prestar 10.000 millones de euros, y el FMI aportará 30.000.

El ministro griego de Finanzas, Yorgos Papaconstantinou, informa del plan de austeridad aprobado ayer en Atenas.
110.000 millones para salvar a Grecia
ARIS MESSINIS/AFP

Las autoridades griegas aceptaron ayer portar durante tres años un corsé financiero muy estrecho para contener la deriva desastrosa de las finanzas públicas del país y la Unión Europea respondió al esfuerzo activando el mecanismo de asistencia tantas veces anunciado estos últimos meses, pero cifrándolo oficialmente, por primera vez, para toda su duración.

Serán 110.000 millones (18,3 billones de las antiguas pesetas) los que los Estados miembros de la Eurozona y el Fondo Monetario Internacional pondrán a disposición del Gobierno griego, para que proceda a la refinanciación de su deuda a costos asumibles. De ese dinero, 30.000 millones los prestarán los socios del euro este mismo año, con un primer envío antes del vencimiento de la deuda helena previsto para el 19 del mes en curso.

Los acuerdos del Eurogrupo extraordinario del pasado día 11 estipulaban para la operación un tipo de interés de en torno al 5% para los créditos bilaterales a 3 años que instrumenten en los socios del euro a estos efectos. Los del Fondo Monetario Internacional (30.000 millones) serán más baratos. A España le corresponde una cuota del 12,24% en este esfuerzo financiero (en el tramo de los 80.000 millones), luego el importe de los créditos que tendrá que conceder a Grecia durante el trienio ascenderá a 9.792 millones, 3.672 de ellos en 2010.

El acuerdo ministerial concierne solo, en realidad, a la activación formal del mecanismo de apoyo a Grecia, porque la cuantía global era conocida extraoficialmente desde los acuerdos del pasado día 11, cuando se dejó claro que los 30.000 millones comprometidos por el Eurogrupo correspondían a 2010 y que el programa era a tres años. Solo las prevenciones del Gobierno alemán ante el riesgo de que el conocimiento del monto global de la operación enojara más a su opinión pública, muy contraria a salir en apoyo de Grecia, aconsejó no publicitarlo. El esfuerzo fue en vano porque la opinión alemana tuvo pronto conocimiento de esas cifras y al disgusto por el apoyo de Berlín a la iniciativa se sumó el derivado de la fallida ocultación de datos.

Apoyo a la banca

En el paquete financiero trienal aparece contemplada una partida de 10.000 millones, sin fecha específica de libramiento, para reforzar el sistema bancario griego, que adolece de graves problemas de liquidez como consecuencia de la crisis. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, dio noticia de esa provisión, que busca evitar la quiebra del sistema financiero, lo que arrastraría tras de sí al conjunto del país.

Juncker manifestó que el compromiso griego, que hoy será sometido a la consideración del Parlamento heleno, "es ambicioso y severo". Resaltó la "condicionalidad política firme" que existe entre el programa de ayudas y el cumplimiento de los compromisos de austeridad griegos.

Aunque el acuerdo del Eurogrupo de ayer es firme, los jefes de Estado o de Gobierno de la UE lo abordarán el próximo viernes, día 7, durante un Consejo Europeo extraordinario cuya convocatoria fue confirmada al anunciar el rescate. El presidente Barroso emitió un comunicado, una vez conocido el acuerdo con las autoridades griegas sobre las condiciones del programa de ajuste, considerando la asistencia financiera a Atenas como "decisiva para devolver a la economía griega a su senda y preservar la estabilidad de la zona Euro".

Etiquetas