Despliega el menú
Economía

El déficit comercial mantiene su desaceleración, al crecer 'sólo' un 7% hasta noviembre

Las exportaciones mantienen el ritmo de las importaciones.

A falta de computar los datos de diciembre, puede decirse que el déficit comercial creció el año pasado menos de la mitad de lo que lo hizo durante 2006, lo cual no impedirá que su montante final equivalga al 10% del producto interior bruto (PIB), dos puntos más que hace doce meses y claramente por encima del saldo obtenido por sus socios más importantes en la Unión Europea. La tendencia, no obstante, parece esta vez mejor, según el último balance del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio publicado este miércoles.

Entre enero y noviembre de 2007, el desfase entre compras y ventas a otros países había aumentado 'sólo' un 7% (frente a la tasa del 17,9% registrada hace un año), al situarse en 89.117 millones de euros. Ello, sin embargo, no impedía que nueve de cada diez euros del 'agujero' creciente de la balanza de pagos se debieran al abultado saldo negativo de los intercambios comerciales. En cualquier caso, la desaceleración es clara, pues dicho déficit inició el año pasado con un incremento del 15,8%, que fue poco a poco a menos hasta descender de los dos dígitos en marzo y situarse desde entonces en sus niveles más moderados de los últimos años (al menos, desde 2004).

La tasa de cobertura en esos once meses se quedó en el 65,6%, algo mejor que en 2006 pero aún en sus cotas más bajos, pues quedan sin compensar uno de cada tres euros que se gastan las empresas españolas en adquirir mercancías en el exterior. Y ello a pesar de que las ventas a otros países crecieron un poco más (7,7%) que las compras (7,4%), si bien en términos cuantitativos el volumen de dinero movido por las segundas (256.400 millones de euros) fue bastante mayor que el de las primeras (167.283 millones).

UE, socio preferencial

La Unión Europea, con una cuota del 70,2% respecto a nuestras exportaciones -un 5,6% más que hace un año- y del 59% en las importaciones -un 7,6% más-, se mantiene como el principal socio comercial de España. Dentro de ella, con una cuota de entre el 25% y el 30% de las operaciones, destacan Francia y Alemania, si bien mientras respecto a la primera crecen bastante más las ventas que las compras (un 6,7% frente a un 1,6%), en las segundas ocurre justo al contrario (5,7% frente a 14%). Asimismo, sobresale el aumento de los traspasos hacia Asia (17,8%, con un 38.9% más para India y un 28,5% para China) y África (21,2%), por encima del dato de América Latina (7,9%).

Por sectores, sin embargo, ha bajado algo el dinamismo de las ventas de bienes de equipo, que crecen apenas la mitad que en las semimanufacturas no químicas (un 6,5% frente a un 13,3%), sobre todo en la rubrica de hierro y acero, donde el incremento llega al 32,3%. En el caso de los productos energéticos, la subida llega al 7,4% en tasa interanual. En materia de compras en el exterior, las de automóviles crecieron un 8,5% (casi el doble que las importaciones), mientras que las de bienes de equipo lo hicieron un 8,1% y las de materias primas un 7,6%. Por el contrario, en el apartado de energía se redujeron un 1,1%.

Etiquetas