Economía
Suscríbete

OPTIMISMO

El crecimiento de Alemania se dispara

El Bundesbank eleva desde el 1,9% al 3% su previsión de aumento del Producto Interior Bruto para este año.

La canciller alemana, Angela Merkel, ayer en la sede del gobierno alemán, en Berlín.
El crecimiento de Alemania se dispara
ODD ANDERSEN/AFP PHOTO

Alemania sorprende de nuevo. El Bundesbank corrigió al alza sus previsiones de crecimiento y ahora calcula que la economía germana registrará un avance del 3% este año, una tasa un 50% superior al 1,9% hasta ahora estimado. El banco central había realizado el anterior pronóstico tan solo dos meses antes. Tan rápida mejora tiene una causa principal: la crisis de la deuda griega, que hizo estragos en los costes financieros de los países más débiles de la zona euro, debilitó a la divisa común e hizo posible que Alemania conquistara en junio un excedente comercial de 14.100 millones de euros.

El Bundesbank da cuenta de que la economía germana ha vivido "una primavera excepcional", al experimentar un avance del 2,2% del segundo trimestre respecto al primero, el incremento intertrimestral más elevado desde los tiempos de la reunificación. Anticipa que, aunque el ritmo de crecimiento puede volver a tasas menos llamativas en la segunda mitad del ejercicio, "la recuperación va a proseguir", y la comparación con el Producto Interior Bruto de 2009 mostrará un aumento "alrededor del 3%" en el conjunto del año. Ni siquiera el ministro de Economía, Rainer Brüderle, se había atrevido a tanto, puesto que en su más reciente evaluación dijo esperar una tasa de aumento anual "superior al 2%".

Por añadidura, el banco central alemán corrige, en este caso a la baja, las estimaciones de los 'números rojos' que presentarán las cuentas de la república. El déficit federal estará este año "claramente por debajo del 5%", para situarse en torno al 4% en 2011 y por debajo del 3% en 2012. En consecuencia, Alemania no tendrá que hacer esfuerzos adicionales para cumplir los requerimientos de consolidación presupuestaria.

Tanto optimismo contrasta con las expectativas de otras economías europeas. El Gobierno español, que mantiene contra viento y marea su previsión de una caída del Producto Interior Bruto del 0,3% este año, admite que se mueve en el tramo más alto de la horquilla de proyecciones, porque instituciones privadas como el BBVA mencionan descensos del 0,6% y hasta el Banco de España ha estimado un retroceso del 0,4%. Francia espera cerrar 2010 con un crecimiento del 1,4% y el Reino Unido apuesta por el 1,2%. Si estos avances se confirman, España no solo quedará rezagada, sino que corre el riesgo de que de nuevo le pille a contrapié una eventual subida de tipos de interés en la zona euro, decisión que tomará sin duda el Banco Central Europeo si llega a detectar riesgos inflacionistas a medio plazo.

Grecia cumple

En el extremo opuesto de Alemania, Grecia, que se vio fuertemente sacudida por la desconfianza de los mercados durante la pasada primavera, endereza el rumbo. La Comisión Europea consideró ayer que ha cumplido las exigencias de ajuste y reformas, y reúne las condiciones para recibir la segunda partida del préstamo concedido por los socios de la zona euro. "Grecia logró un saneamiento presupuestario impresionante durante el primer semestre de 2010 y ha hecho rápidos progresos en sus principales reformas estructurales", se felicitó el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

No obstante, Rehn advirtió que "persisten riesgos y dificultades" para el país heleno. Recordó que el principal desafío consiste "en preservar una liquidez suficiente y la estabilidad financiera del sector bancario". Paralelamente, "el programa de reformas estructurales debe acelerarse para liberar el formidable potencial de crecimiento del país", concluyó el comisario.

Y todo ello ha de llevarse a cabo en medio de la recesión. Según los expertos, la economía griega sufrirá una contracción del 4% del PIB en 2010 y todavía retrocederá un 2,5% adicional en 2011.

Los fondos llegarán pronto

Un portavoz de la Comisión declaró a la agencia AFP que los nuevos fondos serán transferidos a Atenas "pronto", sin precisar la fecha, pero evocó que los ministros de Finanzas de la Eurozona se reunirán el 6 de septiembre en Bruselas.

A principios de mes, expertos de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional avanzaron, tras conocer los resultados de una misión en Atenas, que Grecia había superado el primer examen de sus cuentas públicas, tres meses después de empezar a aplicar un plan de ajuste sin precedentes para sanear sus finanzas. El déficit público se redujo en un 46% interanual en el primer semestre. Este logro está en línea con el objetivo de rebajar su importe desde una cuantía equivalente al 13,6% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2009, a una cifra inferior al 3% en 2014.

A cambio del plan de ajuste, la zona euro y el FMI aprobaron en mayo un préstamo de 110.000 millones de euros (unos 141.000 millones en tres años -del que los socios de la divisa común deben aportar dos tercios- destinado no solo a evitar la bancarrota de Atenas sino también a atajar el riesgo de un contagio de la crisis al conjunto de la Unión Europea. La segunda partida del préstamo totalizará 9.000 millones de euros, una vez realizada una transferencia inicial de 20.000 millones de euros.

Etiquetas