Despliega el menú
Economía
Suscríbete

TRAS LA CRISIS DE CONTROLADORES

El Consejo de Ministros estudia hoy la privatización del control aéreo

Blanco quiere sacar adelante una norma que establezca los criterios y requisitos para la certificación del nuevo personal de servicios de navegación aérea.

El aeropuerto de El Prat se ha visto afectado también por el paro en Francia.
El Consejo de Ministros estudia hoy la privatización del control aéreo
ANDREU DALMAU/EFE

El ministro de Fomento, José Blanco, señaló ayer que llevará hoy al Consejo de Ministros un decreto de Certificación del Nuevo Personal de Servicios de Navegación Aérea para su aprobación.

Este anuncio de Blanco, realizado en la Comisión de Fomento, supone que se avance más en lo marcado por la ley de Navegación Aérea, aprobada hace cinco meses por el Gobierno, que hacía hincapié en cómo se deberían prestar los servicios de tránsito aéreo en el futuro.

El nuevo decreto supone que se puedan privatizar los servicios de navegación de los aeropuertos y que se dé la posibilidad de que cualquier empresa europea cualificada pueda trabajar en las torres de control y centro de control de los aeropuertos.

Según Blanco, una vez que se apruebe este decreto por el Consejo de Ministros, se va a convocar un concurso para estos nuevos proveedores, y se confía en que puedan entrar a desempeñar sus funciones antes de fin de año.

La legislación europea permite que cualquier proveedor certificado en un Estado pueda dar su servicio en cualquier otro país de la UE.

En la comparecencia de Blanco, hubo un tenso diálogo entre el ministro y el diputado de IU, Gaspar Llamazares, quien acusó al titular de Fomento de actuar con 'manu militari' con los controladores españoles.

IU, en desacuerdo

Llamazares añadió que no es contrario a la abolición de los privilegios, pero que actuar de la forma que se ha hecho con ello con los controladores, a través de un decreto, "me da miedo", porque cualquier día se aplica esa forma "a mí o al resto de los trabajadores". Así mismo, la opción anunciada hace unos días por Blanco de poder utilizar de forma "excepcional" a los controladores militares, "no es una medida que nos guste", dijo.

El ministro respondió al diputado que lo importante es que si hay alguien que no cumpla su función, se puedan suplir de alguna forma para garantizar un servicio público, y que "eso se puede garantizar con los controladores militares, actuando en condiciones de seguridad y prestación del servicio".

Para el ministro, las decisiones que se han tomado y se adopten van destinadas a defender siempre "el interés general por encima del particular".

El ministro aludió a que se trata de solucionar un tema que viene de años atrás y que su actuación no es sino la de defender los derechos que tienen los ciudadanos.

Blanco destacó que desde el primer día de ocupar el Ministerio, "he asumido un compromiso para resolver un problema y hacer justicia, buscando una mayor productividad" de ese colectivo.

Etiquetas