Despliega el menú
Economía
Suscríbete

DECISIÓN SINDICAL

El comité de GM, listo para negociar el plan de ahorro tras ratificar el preacuerdo con Magna

Habrá una reunión del Foro Europeo de Empleados este viernes para analizar la situación global de todas las plantas.

Imagen del pasado viernes del cambio de turno de los trabajadores de la planta de General Motors en Figueruelas
El comité de GM, listo para negociar el plan de ahorro tras ratificar el preacuerdo con Magna
JOSÉ MIGUEL MARCO

Ni un cuarto de hora duró ayer el pleno del comité de Figueruelas. Tanto CC. OO. como UGT, Acumagme y USO votaron a favor del plan industrial de Magna, y por tanto, se despejó el camino para empezar a negociar el plan de ahorro y el ajuste. “Mañana si nos convoca la dirección podríamos empezar a hablar”, señaló Rafael Díaz, de Acumagme. “Nosotros no tenemos ningún problema en iniciar el diálogo ya mismo para tratar de conseguir un acuerdo aceptable para la plantilla”, subrayó José María Fernando, de CC. OO. “Lo esencial ahora es lograr que los que llevan trabajando 27 años en esta empresa pueden irse en condiciones dignas”, añadió Pedro Bona, secretario general de UGT.

Además de dar el visto bueno al comienzo de la negociación laboral con Magna, la mayoría de los sindicatos de Figueruelas aprobaron desconvocar la huelga prevista para hoy, el 30 de octubre y los días 3 y 5 de noviembre.

“No hemos querido participar en la votación del pleno del comité porque estamos en contra de un plan industrial que plantea 900 despidos”, dijo César Yagües, de CGT. A su juicio, en lugar de ponerse a negociar la reestructuración y los ahorros, habría que luchar por un plan industrial que garantizase el empleo y no lo destruyese y paralizase el proceso de mejora continua que hará que sobren 300 más de los previstos en la fábrica zaragozana. Pero “desgraciadamente la mayoría del comité no lo ve así y el plan industrial de Magna va a ser el convenio colectivo de GM que solo recogerá pérdidas para la plantilla”, añadió el representante de CGT.

“Parece que ahora a todos les ha entrado la prisa por negociar la reestructuración y el ahorro de costes”, criticó José Luis León, de OSTA, sindicato que tampoco ratificó el apoyo al plan industrial de Magna al entender que todavía están sin concretar asuntos muy importantes para el presente y futuro de los trabajadores. “Nosotros hemos votado nuestra propia propuesta, la de no asumir compromisos previos, y, por tanto, no firmar preacuerdos mientras no queden negociados todos los asuntos pendientes del plan industrial”, explicó. 

 

El crédito puente va menguando

Mientras el comité de Figueruelas daba ayer el paso definitivo para entrar a negociar el ahorro de costes y el ajuste, Bona recordaba que el proceso no puede demorarse mucho: “Estamos viviendo de prestado gracias a los avales del Gobierno alemán y no se cuánto quedará. Además, en este momento somos la única planta que no tiene todavía negociado un plan de ahorro”, reconocía el responsable de UGT en la sección sindical de Figueruelas. “Sabemos cómo lo están haciendo en otras plantas. En las alemanas han decidido congelarse los salarios un par de años o quitarse parte de las pagas. Los ingleses se han rebajado las pensiones. Aquí no sabemos cómo se concretará, aunque en ningún momento han escondido que tiene que ser dinero en efectivo y que a Figueruelas le corresponden 25,8 millones de euros. Pero preferiríamos que tanto los ahorros como las condiciones de los despidos tuvieran una base europea, siempre por supuesto condicionada a las particularidades de cada país”, añadía.

Previsiblemente, de la situación económica global de las plantas europeas se hable en la reunión del Foro Europeo de Empleados de GM, que coordinará la Federación Europea de Metalurgia (FEM), convocada para este viernes, día 30, en la ciudad alemana de Mainz, muy próxima a Russelsheim, donde se ubica la sede de Opel. Habrá también un encuentro con Magna del comité reducido de GM. “Imagino que se analizará lo que queda del préstamo puente, que tiene unos recursos limitados, y de lo que se hará para evitar que suceda como el 27 de mayo en que GM Europa estuvo a un milímetro de la suspensión de pagos”, adelantó José María Fernando, de CC. OO., que insistió en la necesidad de que “no se alargue mucho más la firma del acuerdo entre GM y Magna para que de una vez por todas se pueda normalizar la situación y no tener continuamente la espada de Damocles sobre los trabajadores”.

En cualquier caso, puede que la negociación sobre un asunto tan espinoso como 900 despidos se alargue y más cuando hasta finales de noviembre no está prevista la firma de la venta de acciones de GM Europa a Magna.


Etiquetas