Economía
Suscríbete por 1€

EL FUTURO DE OPEL

El comité de Figueruelas rechaza repartir más su producción hasta no conocer el plan de GM

El comité de GM en Figueruelas rechazó ayer la propuesta lanzada el pasado viernes en Mainz por la coordinadora del Foro Europeo de Empleados de crear talleres de trabajo entre las distintas plantas europeas para repartir más la carga de trabajo, adelantándose incluso al plan apenas esbozado por GM de reducir entre un 20% y un 25% su producción en el Viejo Continente. "Pensamos que no hay base para que estos grupos de trabajo tengan un resultado efectivo mientras no se conozca el plan industrial de la compañía. Sabemos que existe un claro riesgo de cierre para Amberes y exigiremos alternativas, pero no aceptamos que buscar la solución recaiga sobre los hombros de Zaragoza y Eisenach mediante una división artificial de los grupos de trabajo", reza la contestación que por carta enviaron ayer a los compañeros europeos.

La propuesta del Foro Europeo de Empleados contemplaba que la factoría zaragozana formase parte de dos grupos de trabajo: uno con Eisenach y Amberes centrado en los modelos a repartir; y otro para tratar de la reorganización de Prensas en la que Figueruelas tendría como compañeras de discusión a las plantas de Kaiserslautern y Gliwice. "Esta propuesta de plan de trabajo no nos pareció adecuada y ni siquiera se llegó a votar en Mainz, pero desde Figueruelas hemos querido dar una respuesta consensuada", explicaron fuentes del comité. De hecho, ayer en la reunión todos los sindicatos, excepto CGT, dieron su conformidad a esta carta que evidencia que en la búsqueda de una solución para el presunto cierre de Amberes deben implicarse todas las plantas por igual. "No nos parece justo que al acuerdo de repartirse producción que tomaron Eisenach y Figueruelas el 30 de septiembre, ahora quieran hacerlo extensivo a una planta más, incluyendo Amberes", añadieron las mismas fuentes.

No adelantarles el trabajo

Por eso, el comité de Figueruelas ha respondido al Foro Europeo de Empleados que no tiene sentido organizar grupos de trabajo entre plantas para repartirse volúmenes de producción mientras la compañía no presente un plan industrial. Además de "urgir" a GM a que lo ponga encima de la mesa, los representantes de los trabajadores reiteran su oposición al cierre de plantas, pero en caso de que se produzcan, instan a buscar soluciones conjuntas. También recomiendan no pronunciarse hasta ver qué volúmenes de producción presenta General Motors para cada planta y, por último, proponen que el comité europeo se reúna para tomar una postura común sobre los ahorros en caso de que finalmente la compañía presente un plan industrial en condiciones y se acepte hacerlos.

"No vamos a sentarnos a discutir nada mientras General Motors no presente su plan industrial. Después ya veremos la mejor manera de luchar para que no haya cierre de plantas ni despidos, pero mientras tanto no nos parece acertado constituir comisiones entre plantas para distribuir el trabajo por modelos y plataformas", constató Pedro Bona, secretario general de UGT en Figueruelas. A su juicio, "si GM viene con un proyecto similar al de Magna, el trabajo lo tiene hecho, pero si viene con cierre de plantas, la cosa ya cambia".

Soluciones globales

"Es poco operativo crear grupos de trabajo o compartimentos por plantas ya que la solución, una vez que conozcamos el plan industrial de GM, tendrá que ser global", opinó José María Fernando, representante de CC. OO. "Hasta que GM no presente su plan industrial no tiene sentido que el Foro Europeo de Empleados les vaya haciendo el trabajo de reparto", manifestó José Luis León, de OSTA, que consideró "una oportunidad desperdiciada" no tratar de negociar ahora con GM mejores condiciones para Figueruelas que con Magna y tomar el acuerdo con ellos como mínimo cuando "por debajo de eso, seguro que no van a plantear nada".

Etiquetas