Economía
Suscríbete

Reunión con la empresa

El comité de Figueruelas ve "insuficiente" el complemento salarial que ofrece GM

Los sindicatos ven difícil poder acordar el ERE de 62 días si la empresa no mejora su propuesta inicial.

Trabajadores de GM esperan el autobús a la salida de la factoría zaragozana de GM, el pasado jueves.
El comité de Figueruelas ve "insuficiente" el complemento salarial que ofrece GM
A. ALCORTA

Que la empresa complemente más y no solo con un 12,5% los 62 días que los trabajadores de GM en Figueruelas tendrán que ir al paro forzosamente entre este año y el que viene para adaptarse al recorte de producción es la petición que ayer trasladaron los representantes sindicales a la dirección. En la que fue la primera reunión entre las partes desde que la compañía presentó el nuevo ERE y pendiente aún el comité de adoptar una postura lo más unitaria posible en el pleno de mañana, los sindicatos coincidieron en calificar de «insuficiente» la propuesta de complemento que ofrece GM.

Pedro Bona, secretario de la sección sindical de UGT en el comité de Figueruelas, explicó que «desde hace dos años los trabajadores ya vienen sufriendo la congelación salarial, con lo que ya han asumido bastante esfuerzo y la compañía ahora debe responder mejorando su propuesta».

«Pese a que la empresa ha manifestado su voluntad de llegar a un acuerdo, nosotros estamos bastante pesimistas porque los complementos y el plan de acompañamiento que ha puesto encima de la mesa resultan insuficientes", corroboró José María Fernando, secretario de la sección sindical de CC. OO. en el comité.

Asimismo, Juan Pardo, de OSTA, reconoció que en la reunión de ayer con la empresa no hubo ningún avance: «Dicen que la situación de la compañía es la que es y parece que no están dispuestos a complementar más". Así, se presenta bastante complicado llegar a a un acuerdo, dado que «las distintas secciones sindicales han considerado insuficiente la propuesta de la empresa». Para el representante de este sindicato, los costes de este nuevo ERE, que responde a una «mala planificación», no se pueden cargar solo a la Administración y los trabajadores sino que el esfuerzo ha de ser compartido.

En este sentido, Santiago Arcos, de CGT, pedía a la empresa que además de solicitar medidas de flexibilidad para tener un calendario laboral a la carta, reduzca la producción diaria de 1.850 coches y que frente a tanta mejora continua y amortización de puestos de trabajo se fabrique con menos estrés, dado que no tiene sentido trabajar a destajo y luego que haya que ir 62 días al paro.

Tampoco la compañía parece dispuesta a sacar a ningún colectivo del nuevo ERE, ya que hasta los que se incorporen del expediente de extinción de 351 trabajadores -incluido en la reestructuración- tendrán que pasar por el nuevo ERE suspensivo. Eso sí, si hay acuerdo, GM se compromete a pagarles el desempleo y el complemento, dado que habrán agotado todo su paro, adelantó Bona.

Etiquetas