Despliega el menú
Economía

ASAMBLEA

El comité de CISA insiste en que la planta de Calatayud "es rentable"

Los representantes de los trabajadores presentaron ayer el informe contre el ERE que trasladarán a la autoridad laboral.

Asamblea de trabajadores de CISA Cerraduras celebrada ayer en Calatayud.
El comité de CISA insiste en que la planta de Calatayud "es rentable"
S. LACáRCEL

El comité de empresa de Cisa Cerraduras presentó ayer a los trabajadores, en una asamblea informativa celebrada en el salón de actos del ayuntamiento bilbilitano, el contrainforme con el que van a solicitar a la Dirección General de Trabajo que rechace el expediente de extinción de empleos presentado por el grupo el pasado 26 de mayo, al trasladar la mayor parte de la actividad de la fábrica bilbilitana a una planta en Turquía. El expediente afecta a 135 empleados de producción, almacén y amaestramiento de cilindros. La plantilla de Cisa, perteneciente al grupo Ingersoll Rand, la integran 189 personas, de las que 54 de las áreas de administración, comercial y ventas, por el momento, no se verían afectadas. La empresa propuso también la continuidad de los integrantes del comité de empresa, pero lo rechazaron.

Ayer, después de explicar los argumentos con los que los trabajadores solicitarán a la autoridad laboral que no autorice el ERE, el comité firmaba el contrainforme que presentarán ante la subdirección provincial de trabajo la próxima semana. El documento se apoya en varios puntos. La empresa es rentable, y en 2009, a pesar de que bajó la facturación, incrementó sus beneficios. La productividad ha mejorado un 23 % y no se dan causas organizativas que justifiquen el expediente. "No hay un solo motivo que permita a la empresa extinguir los contratos", afirmó Luis Tejedor, asesor del comité por UGT. El plazo legal para la negociación entre las partes terminaba ayer.

El comité espera que a principios de la próxima semana la autoridad laboral se pronuncie al respecto para ya presentar el contrainforme. La Dirección de Trabajo citará entonces a las partes para intentar un acuerdo. De no alcanzarse, tendrá que decidir si autoriza el ERE.

Etiquetas