Economía
Suscríbete por 1€

EL FUTURO DE OPEL

El comité de GM acuerda no sumarse a la huelga ni partir de cero en la negociación

Todos los sindicatos del comité de Figueruelas acordaron ayer por unanimidad no secundar la huelga convocada por los compañeros alemanes y belgas, iniciada ayer para exigir la devolución inmediata del préstamo puente, al entender que "no hay motivo para hacerla mientras no se conozca cómo el plan industrial diseñado por GM afecta a cada una de las plantas", explicó su presidente, Juan Arcéiz. La decisión de no movilizarse fue tomada por unanimidad; mientras que, por parte de UGT, CC. OO. USO y Acumagme, se aceptó no partir de cero en la negociación con la dirección de la compañía sino aprovechar lo pactado con Magna como base para empezar a hablar.

De hecho, la hoja informativa que el comité repartió ayer entre los trabajadores decía textualmente que "lo negociado y pactado con Magna lo debemos tomar como base, ya que por debajo de lo acordado no estuvimos a favor entonces y no lo estaremos ahora". El comunicado avisaba también de que "debemos ser conscientes de que los planes que GM planteó antes de poner a la venta Opel, llevaban también grandes esfuerzos por parte de los trabajadores además de una cantidad de despidos que variaba dependiendo del número de plantas que se cerraban".

"Si vienen con más de 900 despidos o rebajando la producción y los porcentajes que nos había asignado Magna, no lo aceptaremos", advirtió Pedro Bona, secretario general de UGT en la factoría zaragozana, que reconoció que el proyecto que presente GM para Europa será muy similar al del fabricante austriaco canadiense que hasta hace dos días preveía quedarse con Opel. "Entre otras cosas, el vicepresidente de Finanzas de GM Europa, Enrico Digirolamo, ha estado en todas las conversaciones de Magna con las distintas plantas, así que no creo que traiga soluciones distintas".

Frente a los más optimistas, que confían en que el futuro que dibuje la matriz estadounidense para el negocio europeo sea mejor, Arcéiz recomendó no hacerse demasiadas ilusiones porque "lo que presente GM será similar a lo de Magna con sacrificios y despidos para todas las fábricas". "Sigo creyendo que un acuerdo sin Alemania no va a ser posible. El futuro pasa por una solución europea porque Figueruelas y las plantas inglesas, por sí solas, tampoco podrán salir adelante", añadió.

Para el secretario de la sección sindical de CGT en Figueruelas, Santiago Arcos, se abre ahora una posibilidad para intentar mejorar las condiciones de la reestructuración que planteaba Magna. Por su parte, José Luis León, desde OSTA , coincidió en que es la ocasión para intentar renegociar con GM las condiciones pactadas con Magna. En su opinión, habría que "dar un paso adelante" y tratar de que el plan de ajuste sea "mejor".

 

Reunión del Foro, el día 13

Mientras tanto, el presidente del comité de empresa espera que a más tardar la semana que viene la dirección de GM desvele sus planes: "Cuanto antes mejor, porque la plantilla lleva mucho tiempo esperando un plan industrial definitivo para Figueruelas. Quizás sea la semana próxima, "en la reunión que Magna tenía previsto mantener el 13 de noviembre con el Foro Europeo de Empleados, y que ayer el jefe de personal de GM Europa confirmó que se mantenía, donde nos den a conocer los detalles del plan de ajuste que GM ha dicho que presentará pronto a los Gobiernos", precisó Pedro Bona, que dio casi por seguro que la semana que viene habrá noticias sobre las intenciones de la compañía. "La oferta tiene que ser rápida porque la gente está muy cansada, después de una negociación tan dura con Magna, ahora hay que retomarlo todo, así que esperemos que el proceso sea ágil", señaló Rafael Díaz, de Acumagme.

El comité de GM avanzó ayer en su comunicado que "GM va a hablar con todos los Gobiernos y con la representación de los trabajadores. Además quiere llegar a acuerdos de futuro con todos formando un nuevo equipo directivo europeo para llevar adelante la reestructuración".

Etiquetas